Menú Cerrar

Cómo se escribe un guion paso a paso

Cómo se escribe un guion en 7 pasos

Fe en ti, paciencia y un método es lo que necesitas para escribir un guion. Si lees estas líneas presupongo que confías en ti. La paciencia llegará. El método lo tienes aquí: siete pasos para que escribas un guion partiendo de una simple idea o del caos.

Introducción

Escribir guiones no es como montar muebles de IKEA acompañado de instrucciones. En el principio no es la palabra… en el mejor de los casos, el caos: imágenes atropelladas con fragmentos de diálogos, sensaciones, intenciones…

Puede ser peor: un punto en el cerebro: una cita célebre, una canción, una escena de la calle o un personaje pintoresco. Otras veces queremos exponer nuestros deseos, miedos, esperanzas o desencanto. ¿Cómo traducir el corazón?

Las ideas pueden nacer durante una escritura acelerada. Pero, ¿y si las ideas se niegan a manifestarse porque chocan? ¿Funcionará seguir el orden tradicional de presentación de documentos a las productoras? ¿El logline, la sinopsis, el tratamiento, la escaleta, el guion? ¿Pero cómo pasar de dos o tres líneas (el logline) a tres páginas y después a treinta?

¿Es posible escribir un guion siguiendo este orden?

Con frecuencia hay una confusión entre el orden de presentación y los métodos de trabajo (cada guionista tiene el suyo). Recordemos la preparación de una comida de tres platos (aunque la analogía es imperfecta): quizá comencemos preparando el postre.

Escribir un guion no es montar un mueble, no, pero si estamos perdidos, un método puede ayudarnos a encontrar el camino.

Cómo escribir un guion en siete pasos

PASO 1. Un título provisional

En la página del programa de escritura o un cuaderno nuevo escribimos un TÍTULO. No perdamos el tiempo en pensarlo. Si no surge de primeras, escribimos de qué trata la historia como título provisional para identificar el proyecto:

  • La tienda de helados.
  • Una historia de miedo.
  • El extraterrestre cantante.

Lo importante es quitarnos cuanto antes la obsesión por el título. Con frecuencia, el título adecuado llega trabajando el guion.

👉 Más trucos para trabajar más rápido y con menos agobio en un guion.

PASO 2. Los personajes: quién, qué hacen y qué quieren

Si grabamos —de lejos— la construcción de un edificio desde sus cimientos, y exhibimos un resumen de dos horas… tenemos un vídeo, pero no una historia. No provoca risas ni lágrimas ni indignación ni esperanza. Faltan personajes.

Una historia sin personajes es imposible. Los personajes crean las tramas, las sufren, encarnan ideologías, miedos, esperanzas… Tenemos que conocerlos.

Antes, una sugerencia: da un color específico al NOMBRE, DIÁLOGOS y ACCIONES de cada personaje. Los colores ayudan a encontrar a los personajes en el guion.

Marta puede ser roja

Pedro, verde

Alicia, azul…

Por supuesto, la redacción final del guion tendrá la fuente de color negro.

Unas simples preguntas nos ayudan a vislumbrar cada uno:

1) Quién es el personaje:
2) Qué quiere:
3) Qué hace para conseguirlo:
4) Cómo acaba su historia:

Por ejemplo:

1) Quién es el personaje: Terry Kravian, extraterrestre del planeta P.
2) Qué quiere: Volver a su planeta tras estrellarse en la Tierra.
3) Qué hace para conseguirlo: Se inscribe en La Voz para llamar la atención de su pueblo que es adicto a los programas terrícolas.
4) Cómo acaba su historia: Gana el concurso y se queda para seguir su carrera musical.

Si una idea parece una locura o una tontería no la matemos. Estas pequeñas anotaciones no tienen por qué ser perfectas y no son inamovibles.

Todos los personajes tienen deseos

Un personaje puede desear encontrar la cura para el cáncer y otro “que llegue el fin de semana”. Tener un deseo abstracto: “que mi hijos sean felices”. Un deseo material: “una nueva furgoneta”. Deseos que podemos arruinar con antagonistas, contratiempos y catástrofes…

Quizá un personaje quiso una cosa y después otra, muy distinta, como Billy Elliot (del fútbol a la danza). Escribamos ambos deseos.

REESE WITHERSPOON EN 'ALMA SALVAJE'. GIF DE FOX SEARCHLIGHT
REESE WITHERSPOON EN ‘ALMA SALVAJE’. GIF DE FOX SEARCHLIGHT

Pero no todos los personajes tienen objetivos

Los deseos de Homer son básicos: dormir, comer y hacer lo menos posible. Pero estos no son sus objetivos. Los objetivos son las metas que los personajes deben cumplir en la historia.

  • Quizá Ana desea ser pintora, pero su objetivo en la historia es salir del bosque donde está perdida.
  • Jorge desea una casa junto al mar, pero su objetivo es proteger a su familia del monstruo.
  • Jenny desea viajar a Japón, pero su objetivo es llevar a los tribunales a los mafiosos.

Quizá un personaje no tiene metas, pero le han metido en un lío… y quiere salir de él. Escribamos esto.

Si no tenemos claro qué quiere un personaje, escribamos:

NO SABE LO QUE QUIERE.

Pero es improbable. Todo personaje quiere o desea algo aunque no lo sepa: puede que sabotee sus planes o que actúe con negligencia porque no le gusta el mundo y le gustaría escapar…

Quizá tu personaje no tiene objetivos pero puede ser guía de un mundo fantástico o que el público desconoce.

Escribir un guion no solo es trabajar con lo que se ve. También es trabajar con lo que nadie verá. En literatura hay un concepto para explicar esto: el iceberg de Hemingway.

Pueden ayudarnos recursos como el cuestionario de Proust o un documento de Google Docs con preguntas sobre los personajes.

Por ahora, nos bastan las cuatro preguntas básicas.

La mezcla de QUIÉN es el personaje principal, qué QUIERE y qué HACE para conseguirlo da como resultado EL LOGLINE de nuestra historia. La PREMISA que sostendrá los 90-120 minutos… y quizá, con suerte, el resumen-gancho que acompañará la carátula en la galería de Netflix, HBO, Amazon…

Si nuestro mundo es fantástico quizá conviene hacernos otras preguntas antes de avanzar como: ¿Cuál es la naturaleza de este universo? ¿En qué se parece o se diferencia del mundo que conocemos?

PASO 3. Establecer qué pasó antes y qué pasó después

Las notas iniciales del personaje pueden ayudarnos a esbozar una estructura. Cada punto puede sugerir preguntas y respuestas que podrían transformarse en futuras escenas.

Si no tenemos preguntas, partamos de las seis básicas del periodismo:

QUIÉN – QUÉ – DÓNDE – CUÁNDO – POR QUÉ – CÓMO

1) ¿Quién es el personaje?: Terry Kravian, extraterrestre del planeta P.
¿Qué forma tiene? ¿Por qué va a la Tierra? ¿Cómo? ¿Cuándo?

2) Qué quiere: Volver a su planeta tras estrellarse en la Tierra.
¿Cómo se estrella? ¿Dónde? ¿Qué pasa con la nave? ¿Lo ha visto estrellarse alguien? ¿Lo persiguen? ¿Lo acoge alguien?

3) Qué hace para conseguirlo: Se inscribe en La Voz para llamar la atención de su pueblo que es adicto a los programas terrícolas. ¿Pero sabe cantar? ¿Cómo se prepara? ¿Recibe ayuda? ¿Conoce las costumbres de la Tierra? ¿Se adapta a ellas?

4) Cómo acaba su historia: Gana el concurso y se queda para seguir su carrera musical. ¿Cómo gana? ¿A quiénes gana?

No hay un número límite de preguntas. Tantas como podamos. Al responder estaremos dando forma a una sinopsis temprana. A su vez, cada pregunta puede suscitar otras:

2) Qué quiere: Volver a su planeta tras estrellarse en la Tierra.

¿Cómo se estrella? Una pieza vieja en la nave o un ataque enemigo. ¿Los enemigos lo atacan solo porque es de otra raza o porque es un mando superior? ¿Por qué tiene enemigos?

¿Dónde? En Cáceres.  

¿Qué pasa con la nave? No se destruye, pero no funciona.

¿Lo ha visto estrellarse alguien? Rocío, una universitaria. Gente del pueblo. ¿Qué hacía allí Rocío? ¿Se acerca?

¿Lo persiguen? No, pero al caerse la nave forma un revuelo tremendo y se esconde de la prensa y los curiosos en una granja de vacas. ¿De quién es la granja?

¿Es acogido por humanos?

Un matrimonio de ancianos. Los abuelos de Rocío. ¿Los ancianos lo acogen porque saben que es un extraterrestre? ¿No lo saben y Terry les miente? ¿A su raza le cuesta mentir? ¿Terry domina la voluntad de los ancianos con un aparato o un superpoder? Etc.

Ahora que tenemos a los ancianos y a la nieta, recordemos las preguntas fundamentales:

1) Quién es el personaje:
2) Qué quiere:
3) Qué hace para conseguirlo:
4) Cómo acaba su historia:

Ejemplo:

Rocío, estudiante de Derecho, quiere acabar la carrera y que sus abuelos vivan muchos años porque es su única familia. Estudia con ahínco. (No puede hacer nada por sus abuelos). Acaba enamorándose de Terry. Es la razón por la que él se queda.

Hemos pintado a Rocío ANTES de conocer a Terry. No es un error. El personaje tenía una vida. Ya veremos cómo se transforma con la llegada del extraterrestre. Por supuesto, las características pueden cambiar. Igual prefiere cuidar a sus abuelos a estudiar o es agente de la Guardia Civil y oculta al extraterrestre. Anotemos todas las posibilidades…

Personajes que a su vez generarán otras preguntas… y otros personajes… que generarán otras preguntas…

Ahora, lo importante no es si unos sucesos cuadran con otros. Lo importante es generar material. Si una frase del personaje nos viene a la mente, la escribimos.

Cuando consideremos que tenemos preguntas y respuestas de los personajes principales vayamos al siguiente paso.

PASO 4. Ordenamos los argumentos

Hacemos una copia del documento con las preguntas y respuestas y lo llamamos ESTRUCTURA o LAS COSAS QUE PASAN o como queramos.

Montamos una estructura básica EN PRESENTE. No jugamos ahora con estructuras llenas de flashbacks o cómo usaremos la voz en off si pretendemos usar este recurso. Estas cuestiones las dejaremos para adelante. Ahora queremos que todo cuadre de principio a fin.

Es el momento de pensar en LOS ACTOS. ¿Qué es un acto? Una definición urgente: una mini-película que comienza con un problema que los personajes deben resolver. La solución genera otro problema que cierra el acto.

¿Cómo dividimos nuestro guion en actos?

Si no lo tenemos claro, cada OBSTÁCULO importante nos sugiere el fin de un acto. Pero, ¿cuántos actos necesitamos?

Hay discusiones sobre cuántos actos debe tener un guion:

  • Tres, según la tradición.
  • Cuatro, según las corrientes contemporáneas de guion.
  • Cinco, si queremos imitar el ritmo de una obra shakespeareana.
  • Siete, como en el cine de acción, la comedia contemporánea y las películas para televisión. Una estructura centrada en las peripecias más que el drama: obliga al personaje a superar obstáculos cada 15 minutos.

Nosotros utilizaremos la estructura que creamos más conveniente para nuestra historia. Si tenemos cuatro puntos fuertes, ¿por qué no probar una estructura de cuatro actos? Si queremos una comedia alocada en la que “siempre pasan cosas”, optemos por los siete actos… o no.

Es el momento de descartar posibilidades. Puede interesarnos más que Terry tenga una avería a que tenga un enemigo. Un enemigo no cabe en la trama de comedia absurda de nuestro extraterrestre cantante.

Ahora, visualicemos qué escena abrirá la película… Copiamos la respuesta que consideramos adecuada y la colocamos debajo del bloque de preguntas respuestas.

También podemos coger UNA pila de DIN-A y dividir cada folio en cuatro, y utilizar cada parte como una ficha de pregunta-respuesta encabezando cada tarjeta con EL NOMBRE DEL PERSONAJE. Para ordenar la estructura necesitamos un panel de corcho o una pared de azulejos libre para colocar cada ficha con cinta adhesiva. A falta de estos elementos, el  ordenador es la opción cómoda.

¿Y si no tenemos claro cómo empezar?

Colocamos la respuesta a QUÉ QUIERE del personaje principal. Ejemplo:

Terry Kravian pilota la nave interestelar X22. Se estrella en un campo de Badajoz…

Y completamos el cuadro:

… Intenta despegar pero los desperfectos son grandes. La puerta está rota. Intenta comunicarse pero nada funciona.

Y seguimos con las demás acciones:

Rocío Fuentes conduce el coche patrulla de la Guardia Civil por el campo. Ve el impacto y acelera hasta el origen.

Podemos intercalar las escenas:

Terry Kravian pilota la nave interestelar X22. Tiene problemas. Llama a la base, pero no hay respuesta. Está a punto de estrellarse en un campo de Badajoz.

Rocío Fuentes está liándose con su novio en el coche. [acabamos de inventar al personaje que por supuesto necesita una pequeña ficha]. El impacto de la nave los sorprende. Le pide al novio que se baje. Ella se larga con el coche al lugar del suceso…. era el coche patrulla de la Guardia Civil.

Terry intenta poner la nave en funciona pero le resulta imposible. Necesita componentes que no tiene y tampoco puede comunicarse. Ve la llegada de Rocío y escapa de la nave.

Rocío se acerca a la nave. La puerta está destrozada. Llama a sus compañeros del cuartelillo.

Etc.

Así procedemos hasta que cada ficha esté completa y nuestra historia tenga un cierto orden.

En esta proto-estructura quizá haya agujeros. Podemos taparlos con nuevas líneas, pero si estamos espesos escribimos:

AQUÍ PASA ALGO.

Así tenemos localizado el agujero que podría solucionarse en cualquiera de los pasos posteriores. Quizá durante el sueño.

Lo importante, más que tapar agujeros, es conseguir un esbozo de estructura de emoción creciente.

¿Y si todo encaja, pero falta garra, y las escenas se suceden sin grandes altibajos?

Lo peor que puede pasarle al personaje

Lo peor que puede pasar a un personaje es un OBSTÁCULO. Los intentos del personaje por superar un obstáculo crean nuevas escenas. Este principio es válido lo mismo para un drama social que para una aventura de samurais contra robots.

Ejemplo:

Terry K. no puede reparar la nave ni comunicarse con su planeta. [LO PEOR QUE LE PUEDE PASAR]. ¿Qué hace a continuación?:

– Intenta recuperar la nave confiscada por las autoridades españolas. Falla.

– Intenta construir un comunicador pero necesita componentes imposibles de conseguir sin dinero.

– Terry se plantea lo de ir a La Voz tras ver el anuncio de las audiciones… Es uno de los programas terrícolas más vistos en su planeta… pero no sabe cantar…

Un personaje puede enfrentarse a un puñado de grandes obstáculos, siete u ocho, pero hay al menos uno FUNDAMENTAL que impide por completo conseguir lo que desea.

El héroe o la heroína pierde los poderes; pierde el dinero para evitar el desahucio; cae en el más absoluto descrédito; es desterrado o expulsado; desaparecen las pruebas contra el acusado… Este suceso que destroza las esperanzas del héroe debería estar, más o menos, en la mitad hacia adelante de nuestra historia. Y generar nuevas escenas que conduzcan hacia un final.

¿Cómo supera el personaje el GRAN OBSTÁCULO?

Miremos los puntos de acción que anteceden y pongamos AYUDAS que necesitará más adelante: un mentor, unos aparatos tecnológicos, una información que entonces pasó por irrelevante… O si tenemos a un personaje destrozado, quizá debamos dejar que sane sus heridas físicas y emocionales.

El texto resultante puede ayudarnos a escribir un tratamiento para un productor, un evento one-to-one o subvención.

PASO 5. Ampliamos cada argumento

Es el  momento de ampliar cada punto de acción anterior con el mayor detalle posible. Procedemos así: proyectamos en nuestra cabeza las escenas. Si es preciso, nos ponemos en la piel de los personajes, en el lugar… para que las escenas, por simples que sean, resulten realistas.

Traducimos expresiones vagas:

  • De “X es un tipo surrealista” pasamos a “X pasea hormigas con lazo”.
  • De “a Z le encanta apostar” pasamos a “te apuesto cinco euros a que…”
  • De “W está destrozado por la muerte de su tortuga” a “W de rodillas en el suelo con una tortuga en sus manos. Una lágrima recorre su rostro”.

Ejemplo:

La nave interestelar X22, invisible al ojo humano e indetectable por los radares, orbita alrededor de la Tierra.

Su único ocupante es Terry Kravian. Su piel recuerda la textura del plástico de un amarillo chillón. Tiene la nariz en la cabeza, branquias en el cuello, las comisuras de los labios hacia abajo y cuatro dedos en cada mano… y cuatro en cada pie descalzo… Y no tiene ropa pero tampoco genitales que mostrar.  Realmente no se llama Terry Kravian. Así lo conoceremos. Su verdadero nombre es impronunciable.

A su espalda hay 100 monitores que reciben programas de televisión de la Tierra. Música confundiéndose.

Intercambia una distendida conversación con un compatriota en un lenguaje desconocido. Subtítulos. Deberías estar aquí, te espero para la fiesta del Fundador… cosas así o no. Pide perdón a su lejano amigo: sobre la pantalla en el puente de mando aparece una advertencia: intruso. Y está destruyendo los cables.

Una babosa entre los muros de la nave.

Debió colarse cuando hizo la parada en R13 dice Terry a su amigo. Tiene que deshacerse de ella. Se levanta y sale del control…

Etc.

Finalmente, si queremos asegurarnos de que no dejamos detalles atrás conviene pensar como un detective en la escena del crimen.

PASO 6. Escribimos los diálogos del primer borrador

Dividimos, reagrupamos, eliminamos (lo que corresponda) las acciones del texto anterior en escenas:

INT. (Interior) o EXT. (Exterior).

DÍA o NOCHE.  

Y escribimos los diálogos escena a escena, hasta la última página, o por actos.

Donde estaba:

Terry Kravian intercambia una distendida conversación con un compatriota en un lenguaje desconocido.

Ahora escribimos:

FOTOS DE PIES EN PLAYA SE SUCEDEN EN UNA PANTALLA.
Terry mira las imágenes con desidia.
Sus ojos no mienten.

AMIGO DE TERRY (VOZ METÁLICA)
¿Qué haces?

TERRY
Intento filtrar 1.536.738, 39, 40, 41, 42…
fotos de pies en la playa.

AMIGO DE TERRY
¿Fotos de pies?

TERRY
La gente es gente. People are people…

AMIGO DE TERRY
People are people…

Continúa cantando la canción de Depeche Mode.
Terry se suma. Acaban una estrofa.

TERRY
Lo mejor que tienen es la mu…

LOS PIES DESAPARECEN.
APARECE UN MENSAJE: ERROR 342.

TERRY
¡Espera!

Etc.

No debe preocuparnos que estos diálogos primerizos no sean brillantes. Demos un par de vueltas, como mucho, y sigamos para completar el primer borrador.

Podemos escribir un borrador de guion de 90 páginas —muy verde, eso sí— en dos o tres semanas. Pero para muchos, 90 páginas se nos antoja un mundo, así de entrada.

La escritura por actos

Dedicaremos al menos dos o tres semanas a la escritura sin pausa pero sin prisa de un acto, descansaremos dos o tres días, y continuaremos con el siguiente… hasta haber completado el primer borrador. Por supuesto, en la escritura del guion puede sugerir nuevas escenas o acciones. No las rechacemos, pero tampoco nos desviemos demasiado… Si comenzamos viendo Deadpool no esperamos que a media película se transforme en un drama rural.

PASO 7. Dejamos reposar antes de reescribir

Después del primer borrador, si es posible, reposemos el material al menos dos o tres semanas. Necesitamos tomar cierta distancia para ver el texto como si fuera extraño.

Después del reposo, antes que poner o quitar cualquier palabra, leemos despacio, proyectando las imágenes en la cabeza… como si viéramos la película terminada. Si solo prestamos atención a las palabras podríamos pasar por alto detalles.

Anotamos aquello que nos parezca extraño; ampliamos o recortamos el texto para que cuadre con las imágenes mentales.

Hay dos preguntas importantes:

1) ¿Cómo comienza la escena, como sigue y cómo acaba?
2) ¿Qué pasa en ella que sea interesante o emocionante o curioso? ¿Hay una esperanza o una amenaza?

¿Y cómo plasmamos el tema? ¿El mensaje? Si tenemos cosas que contar, el mensaje se asomará. Nuestro trabajo es escribir y reescribir para acercarnos a la perfección. ¿Cómo saber que estamos cerca?

«La perfección no se alcanza cuando no hay nada más que añadir, sino cuando no hay nada más que quitar».

Antoine de Saint-Exupéry

¿BUSCAS UN TALLER ONLINE DE GUION?

Esto puede interesarte: imparto un taller centrado en la escritura.

✅ Tareas semanales.

✅ Mimo en mis comentarios.

Próximo taller
15 DE ENERO de 2020

Hazme feliz: comparte el artículo
Publicado en Cómo escribir
Scroll Up