Menú Cerrar

9 trucos para trabajar rápido en tu guion y con menos agobio

Los Simpsons Lisa escribiendo

Para la mayoría de los guionistas el tiempo es el mayor patrimonio. Un patrimonio que no se puede acumular pero sí gestionar. Los siguientes nueve trucos pueden ayudarte a trabajar rápido y con menos agobio un guion para que puedas tener tiempo para tu vida.

1. Un título provisional

Los buenos títulos ayudan a vender las historias pero no ayudan a poner una palabra detrás de otras. Es una manía no comenzar una historia hasta haber encontrado el título perfecto. Una manía y una excusa para evadirte de la hoja virtual en blanco.

No tires tu tiempo. Te recomiendo que comiences a trabajar con un título provisional. Vale cualquiera que puedas recordar a la hora de buscar el documento en las carpetas de tu portátil:

  • El camarero atracador
  • La presentadora de televisión
  • La casa de los fantasmas

Los títulos de arriba no llaman la atención pero ayudan a avanzar en el trabajo. Con frecuencia, el título maravilloso surge durante la escritura o la reescritura del guion.

Escribir un título provisional es el primer paso método para escribir un guion que propongo.

2. Comienza por la escena más clara en la cabeza

No es raro malgastar el tiempo pensando en una secuencia inicial poderosa o una apertura atestada de información. ¿Sabes qué? Al público no le importa cuánta información metas en la apertura.

Comienza escribiendo la escena o secuencia que tengas más clara en tu cabeza. Continúa con las otras que veas sencillas. Cubre los huecos. ¿Y la escena poderosa inicial que buscamos? Ya aparecerá.

3. Nombres de los personajes y los lugares

Es una norma no escrita que los personajes tengan nombres adecuados a su personalidad, raíces, estatus social y económico. Pero la búsqueda de los nombres no debería llevarte más que un rato en páginas de nombres para bebés.

El guionista Samuel Dalva me cuenta su truco: «Sobre los nombres, yo suelo escogerlos muy tarde. En su lugar identifico a los personajes por algún rasgo de su carácter (p. ej. CÍNICO) o por su relación con el prota u otros (p. ej. JEFE). Me evita tener que recordar nombres y me ayuda a perfilar el personaje y su función».

Confusión u olvido de nombres

No es raro olvidar los nombres de los personajes de reparto. (Cosa que también ocurre con los nombres de los lugares).

EL JUEZ CORROCHEA en la página 27 se convierte en el JUEZ REVIRIEGO en la 53.

Si un personaje ha de tener dos nombres, que sea a propósito, no por descuido. (No es raro que un policía infiltrado o una prostituta o un estafador tenga dos nombres).

Una solución para no olvidar los nombres de personajes y lugares es crear un listado en Google Keep o Simplenote.

Trabajar más rápido y con menos agobio

El truco de las XXX

Si el JUEZ CORROCHEA y el JUEZ REVIRIEGO es el mismo personaje y aparece mencionado un puñado de veces, tienes un engorro: localizar cada referencia y cambiarla. Se hace difícil si no recuerdas los distintos nombres.

Una solución: antes de comenzar a escribir, si no tienes claro los nombres de algunos personajes y lugares, escribe en su lugar XXX:

  • El lago XXX
  • Profesor XXX
  • Juez XXX

Esto te ayudará a no perder el tiempo buscando nombres y a no usar —por error— dos nombres para el mismo personaje.

Con XXX no memorizas complicados nombres de personajes que apenas aparecen y que quizá luego quieras cambiar.

Una vez escrito el guion puedes buscar el nombre adecuado al profesor, al juez y al lago. Te resultará fácil localizar las XXX con las teclas:

Trabajar más rápido y con menos agobio

La combinación es universal. Puede servirte para Word, Google Docs, OpenOffice y cualquier software o programa de escritura. Con esta combinación puedes cambiar todas las XXX que quieras de una vez como en estos ejemplos donde el JUEZ XXX pasa a ser JUEZ PADILLA.

MICROSOFT WORD

GOOGLE DOCS

FINAL DRAFT

Si necesitas que un personaje mencione una fecha histórica o un dato científico o técnico o una descripción compleja que desconoces durante la redacción, el truco de las XXX puede ayudarte a no romper el flujo creativo:

POLICÍA
Hemos encontrado la posible arma del crimen. Es una XXX automática.

SEÑORA MAYOR
Ella llevaba un XXX con un XXX de muy mal gusto.

COLECCIONISTA DE ARTE
Esta es mi pieza más valiosa. Un Botticelli:
XXX. Lo pintó en XXX.

SEÑOR MAYOR
Nací en XXX en Berlín. El año que Hitler quemó el XXX.

MÉDICO
La operación será sencilla: primero abriré
XXX y a continuación XXX.

Las descripciones de armas, vehículos y ropas son importantes en historias de investigación criminal pero no lo son tanto en otros géneros. Puedes escribir que el abogado conducía un deportivo alemán o que la bailarina vestía de catálogo de Vogue en un drama o una comedia.

4. Etiqueta las versiones de guion

Conviene identificar las distintas versiones de los guiones, pero es poco práctico el uso habitual:

La presentadora de televisión V1

La presentadora de televisión V2

La presentadora de televisión V3

Cuando tienes nueve versiones de guion quizá no recuerdes qué ocurre en la tercera o la séptima. Estarás obligado a abrir cada archivo y leerlo. Una manera práctica de identificar las versiones es indicar en el mismo título qué tiene de particular:

La presentadora de televisión V1 12JUL19 – orden original

La presentadora de televisión V2 22AGO19 – sin voz en off

La presentadora de televisión V3 13SEP19 – combinación Pedro y Juan

Los archivos de arriba están identificados por la fecha y el contenido:

  • La fecha te ayuda a identificar la antigüedad del fichero. Quizá no te interesa trabajar con una versión primitiva. Imagina que tan solo cambias los nombres de los archivos, pero no el contenido. En este caso Windows considera que has hecho una modificación y actualiza la fecha. Pero la fecha MANUAL te dice realmente cuándo se escribió el fichero.
  • Te ayuda a identificar la versión que escribiste con voz en off o en la que combinaste dos personajes o la que comienza in medias res.

5. Numera escenas

No numerar las escenas es un error. Es una costumbre de guionista novel que tiene los manuales de guion americanos como única referencia válida. «Las escenas las numeran los de producción», dicen estos guionistas.

Los guionistas profesionales lo tenemos claro: buscamos la eficacia.

Cuando las escenas no están numeradas hay conversaciones como esta:

PRODUCTOR
Javier, la escena que empieza en el párrafo
4 de la página 57 hay que darle
una vuelta. También la escena que
empieza en el párrafo 2 de la página
72.

¿Acaso no está más claro así?:

PRODUCTOR
Javier, la escena 22 y la 35 hay que darles una vuelta.

Jamás he recibido una queja por colocar los números en las escenas.

6. Cuestiones técnicas

No es raro perder el tiempo buscando cómo debe escribirse una determinada secuencia desde un punto de vista formal.

En una persecución en coche, ¿usamos interior o exterior? ¿Y si los personajes están en un yate? ¿Cómo indico que esta escena es un flashback…? Estas son cuestiones que pueden agobiarte sobre todo si eres un guionista novel.

No pierdas el tiempo buscando en foros y manuales de guion la respuesta. No siempre está o descubrirás que no hay una normal. En lugar de esto escribe de manera sencilla qué quieres que se vea en la pantalla.

Si tus dudas persisten, lee Las nuevas aventuras de un guionista en Hollywood donde William Goldman incluye fragmentos de guion propios y de otros guionistas. Verás que la sencillez es la única norma.

En La solución elegante puedes leer un ejemplo de escritura libre de artificios técnicos de Goldman en Cómo se escriben peleas de lucha como en La Princesa Prometida.

7. Los diálogos en otros idiomas

Cuando una historia tiene personajes que hablan distintos idiomas no es raro encontrar diálogos en esos idiomas. Hay guionistas que pierden el tiempo buscando traducciones fieles de las lenguas que desconoce. Esto no es necesario. Basta indicar entre paréntesis qué idioma habla el personaje:

KAORI
(al teléfono, en japonés)
Maldita seas, Mizuki.

ANA
¿Qué?

KAORI
Una amiga. ¿Te apetece un té?

8. Atrapar las ideas con tu voz

«Ve con un cuaderno a todas partes», se ha convertido en un consejo clásico en artículos y libros sobre la escritura. Una alternativa es utilizar el teclado Android. Puede ayudarte a convertir palabras dictadas en texto que más tarde puedes trabajar con el portátil o el PC.

Trabajar más rápido y con menos agobio

El teclado Android está presente en cualquier aplicación que necesite la introducción de texto: Google Keep, Simplenote, Google Docs… En cualquiera de ellas, en cualquier lugar donde estés, puedes dejar tus notas para diálogos o para acciones.

También puedes usar el dictado por voz de Google Chrome en tu PC o portátil:

En Xataka encontrarás un pequeño tutorial. Mi recomendación es que no te pares a señalar los puntos y las comas. Dicta. Más tarde, con el teclado a mano, coloca los signos ortográficos que correspondan.

El borrador de este artículo se ha escrito al dictado en Google Docs:

Trabajar más rápido y con menos agobio

Si las ideas te pillan en la calle o en una barbacoa, al llegar a casa las podrás recuperar e integrar en tu guion o cualquier otro documento de guion.

9. Un sistema para corregir guiones

Es normal corregir un guion empezando por la primera página. Avanzas hasta que el cansancio te vence. Y cierras el archivo hasta el día siguiente… cuando vuelves a corregir comenzando por la primera página. Con esto consigues primeras páginas pulidas y páginas finales que no están a la altura.

Para evitar esto, usa un sistema de colores para tu correción:

Trabajar más rápido y con menos agobio

➤ PENDIENTE DE CORREGIR

Comienza señalando todo el texto en ROJO.

En rojo estará todo lo que tienes que corregir.

En este punto, una guía de errores frecuentes puede ayudarte a no descuidar cuestiones pequeñas, pero importantes.

➤ PRIMERA CORRECCIÓN

Colorea de azul el texto rojo ya corregido.

Si corriges hasta la página 12. Hasta allí estará el azul. En la siguiente sesión de reescritura comienza en la página 13.

Cuando todo esté en azul o la mayor parte del texto toca el siguiente color: VERDE.

➤ SEGUNDA CORRECCIÓN

Colorea de verde el texto azul ya corregido.

Cuando todo esté en verde ponlo en NEGRO.

DEFINITIVO

En NEGRO estará el texto que consideras definitivo. Después, puedes retomar el sistema de colores. Comenzar de nuevo con el color rojo.

Con este sistema te aseguras no volver a repasar por rutina las mismas escenas. Es posible que una vez corregido el guion haya escenas que sigan sin funcionar. Con esas escenas que se resisten usa el sistema de colores. Te será fácil localizar en un guion en negro los fragmentos de acción y diálogos en rojo, azul o verde.

Trabajar más rápido y con menos agobio

¿BUSCAS UN TALLER ONLINE DE GUION?

Esto puede interesarte: imparto un taller centrado en la escritura.

✅ Tareas semanales.

✅ Mimo en mis comentarios.

Próximo taller
15 DE ENERO de 2020

Hazme feliz: comparte el artículo
Publicado en Cómo escribir