Menú Cerrar

"Ponte en su lugar", muletilla en las series de televisión

"Ponte en su lugar", muletilla en las series de televisión
Expresiones como “ponte en su lugar”, “¿qué querías que hiciera?”, “no le dejaste otra alternativa” y similares, pueblan la mala ficción en televisión. En algunas series, todos estos clichés aparecen varias veces en un mismo capítulo, y dan lugar a escenas vergonzantes.

EL ESQUEMA «PONTE EN SU LUGAR»

  1. Pedro hace algo que molesta a Juan: una broma pesada, le choca el coche, le mata el perro… Puede ser un accidente o un acto voluntario, en cualquier caso…
  2. Juan reacciona de una manera que Pedro entiende desmesurada.
  3. Pedro cuenta a Isabel que tiene miedo a Juan. Aquí el guionista introduce la dichosa muletilla:

ISABEL: Dale lo que quiere (una disculpa, una reparación moral o económica, deja que Juan te parta la cara…)

PEDRO: No entiendo por qué se puso así, esto se sale de madre.

ISABEL: Ponte en su lugar: le mataste al perro, lo había criado desde pequeñito.

PEDRO: ¡Fue un accidente!

ISABEL: ¿Qué querías que hiciera? ¡Saltar de alegría?

Aquí el espectador siente que Pedro es un verdadero imbécil o quién ha escrito este diálogo piensa que el espectador es tonto. Lo peor, la reindicencia. Pedro habla con otros personajes que le responden más o menos lo mismo.
Uno se pregunta cómo serían los diálogos de The Killing con estas muletillas:

PROFESOR: El padre de Rossie casi me mata. (Por si no os habéis dado cuenta que estoy en la cama con pronóstico grave).

HOLDER: Ponte en su lugar: pensó que habías matado mataste a Rosie. (Os lo cuento, seguidores, porque me parece que no entendéis lo que véis).

PROFESOR: Por Dios, yo adoraba a Rosie. (Creo que he dicho esto treinta y tres veces).

HOLDER: El padre de Rosie estaba desquiciado. ¿Qué querías que hiciera? ¿Saltar de alegría?

¿Y cómo sería Breaking Bad?

SKYLER: ¡Eres un traficante!

WALTER: ¡No Skyler! Sólo fabrico meta. Ponte en mi lugar: tengo cáncer (por si lo habías olvidado, esposa mía), no voy a durar mucho y quiero que cuando me muera no os falte de nada.

SKYLER: ¡Pero eso es ilegal!

WALTER: ¡Esta vida no me ha dejado otra alternativa!

Guionistas del mundo, productores ejecutivos, directores… no permitáis que los personajes hablen entre ellos como si tuvieran memoria de pez y la capacidad emocional de una piedra; y no penséis que los espectadores no entienden «la cosa de las emociones».

Comparte el artículo

Entradas relacionadas

Publicado en Cómo escribir