Menú Cerrar

No te tires a un pozo si otro se tira

No te tires a un pozo si otro se tira

Tus personajes no están para hacerte la vida fácil
—¡Quiero…! —dice el niño.
—No —dice la madre.
—¡Menganito tiene uno!
—¿Y si menganito se tira a un pozo, tú también?
Fin de la discusión.
Hay guionistas que deberían tener a su madre encima para decirles «y si menganito se tira a un pozo». Son guionistas que por pura pereza, toman escenas de otras películas, cosen unos tópicos con otros, convirtiendo, así, a los personajes en marionetas. Las excusas son muchas…

Unos guionistas dicen: «Así es mi historia». ¡Pero la historia es de los personajes!

Otros dicen: «Es lo que pide el género». De modo que en el terror, por ejemplo, los personajes se exponen como estúpidos a ser asesinados.
Otros dicen: «Al espectador hay que bombardearlo. No importa la lógica. Hay que darle muchas cosas, muchas…»
Otros dicen: «Es lo que me pidieron los productores».
Excusas, excusas, excusas… para no trabajar las historias.

CASO PRÁCTICO: LA EXCUSA «SALE EN MUCHAS PELÍCULAS»

JAVIER: A ver… ¿El tipo tiene 80 años y vive solo en la montaña?
GUIONISTA: Sí.
JAVIER: ¿Y sale fuera de noche, con una escopeta para ver quién o qué hace ruido?
GUIONISTA (los ojos como chiribitas): Es muy cinematográfico…
JAVIER: ¿Tú saldrías?
GUIONISTA: (…)
JAVIER: ¡Eres un viejo! Afuera puede haber lobos hambrientos o violadores como en Deliverance. Preparas la escopeta por si acaso entra alguien o algo por la puerta, pero no sales para ser un blanco fácil.
GUIONISTA: No, si tienes razón. Yo me quedo en casa.
Javier sonríe. Es un cabezón y le gusta ganar.
GUIONISTA: ¡Pero eso sale en muchas películas!
JAVIER: Ya, bueno…
Es irritante ver cómo los malos de las películas son más sensatos que los buenos.
*

Comparte el artículo

Entradas relacionadas

Publicado en Reflexiones sobre la escritura