Menú Cerrar

Cómo no matar buenas ideas

Sheldon necesita clases de interpretación y Penny se sacrifica, y ocurre lo siguiente…

Penny recuerda una vieja lección, también para guionistas: a veces matamos las ideas antes de que nazcan:

  • El yo-creativo dice «cocineros extraterrestres» o «kellis detectives» o «ahora mete la cabeza en la sopa», y el yo-censurador dice «absurdo».
  • Dos guionistas se rebaten las ideas en una tormenta creativa.

En los primeros años, apenas escuchaba; ahora prefiero escuchar. Uno descubre cosas. Igual que uno se da cuenta de lo que pasa en una reunión familiar o de amigos cuando mira a los demás en vez de hablar o mirar al móvil.
Hay que distinguir a la musa que escupe palabras o imágenes, de la musa que lo ordena todo y lo pone bonito. Cada una tiene su momento. A la primera hay que permitirle que lo ensucie todo. Los cortes de pelo se hacen en cabezas con pelo, no en cabezas calvas.

NO MATES LAS BUENAS IDEAS

NO DIGAS «QUÉ ABSURDO»

DI:

¿POR QUÉ NO?

Comparte el artículo

Entradas relacionadas

Publicado en Reflexiones sobre la escritura