Metáfora visual: Don Draper y la mosca

Una metáfora visual

Para mi una mosca atrapada en un tubo fluorescente es una insignificancia. Para ti puede que suponga una sombra molesta. Para Don Draper (Mad Men), esa mosca es una metáfora de su vida.  (Temporada 1, episodio 1, Smoke Gets in Your Eyes).

Una mosca vale por mil palabras

Matthew Weiner, creador de la serie y guionista del piloto, utiliza la mosca donde otros recurrirían a la voz en off (“Me siento atrapado…”) o a la figura del confidente. Weiner escribe la escena de manera sencilla:

ORIGINAL:

Now in his dim office, he lays carefully on the couch. He looks up at the ceiling and stares a moment at the dark fluorescent fixture. A fly buzzes, trapped inside. He closes his eyes. (Guión completo).

TRADUCCIÓN:

Ahora en su tenue oficina, se tumba con cuidado en el sofá. Mira al techo y observa un momento el oscuro tubo fluorescente. Una mosca zumba, atrapada en el interior. Él cierra los ojos.

Metáfora visual

Esta escena demuestra que:

La grandeza de Mad Men es la de contar sin contar. (…) reclama un espectador activo al otro lado del televisor, que vaya ordenando el rompecabezas emocional, atento al gesto revelador, a la conversación intrascendente. Y, si parpadeas, te lo pierdes.

Alberto Nahum (Diamantes en Serie)

El deseo

Más adelante, Don Draper, pretende hacer creer a la Srta. Menken (una de las clientas) que se ríe del amor, del matrimonio, de los hijos y que vive al día:

DON
Lo que usted llama amor, fue inventado
por tipos como yo para vender medias.

SRTA. MENKEN
¿Eso es cierto?

DON
Estoy bastante seguro. Se nace solo y se
se muere solo y este mundo solamente te
impone un montón de normas para hacerte
olvidar esos hechos, pero yo nunca olvido.
Vivo como si no hubiese mañana…
porque no lo hay.

La voz del espectador

Nosotros, los espectadores, intuimos por la imagen de la mosca que Don miente. Las palabras de la Srta. Menken traducen los pensamientos del espectador (quizá de manera innecesaria):

SRTA. MENKEN
Sr. Draper, no sé en qué cree usted realmente,
pero lo que sí sé es cómo se siente estar
fuera de lugar, estar apartada, y ver cómo
todo mundo te dice cómo debes vivir. Hay algo
en usted, que me dice que también lo sabe.

La realidad


La última secuencia muestra a Don con su mujer y sus hijos. Ahora tenemos la certeza de que el discurso nihilista de Don es falso. Es la mosca atrapada en el fluorescente que se quema con la luz.

Hazme feliz: comparte

Este blog usa cookies para mejorar tu experiencia de navegación Política de privacidad