Menú Cerrar

Malos y bebés HBO

Malos y bebés HBO
Según los guionistas, los malos quieren a sus mamás, a los perros y los bebés. Es un truco para mostrar que los malos tienen su corazoncito. En THE WIRE y BOARDWALK EMPIRE no se cortan a la hora de usar el truco, pero ofrecen diferente satisfacción al espectador.

THE WIRE: El bebé de la yonki

(Episodio 4, temporada 1)

Malos y bebés HBO

El malo es Omar, el Terror, un traficante que consigue su mercancía robando a otros traficantes. Vende la droga en las escaleras de acceso a un edificio, mientras planea los próximos asaltos. Una yonki con un bebé se acerca a Omar.

Malos y bebés HBO

CHICA YONKI
¿Sr. Omar? Mi cheque se atrasó.
Con un gesto Omar pide a la yonki que se acerque. Toma la mano del bebé un instante, a modo de saludo. Pasa con ternura su dedo por los mofletes del pequeño.
OMAR
Mike, surte a la hermana.

Malos y bebés HBO

Malos y bebés HBO
Es una extraña compasión. Puede que Omar duerma satisfecho pensando que ha hecho una buena obra.
La escena es sencilla: el encuentro entre el malo y el bebé no es forzado porque forma parte de la trama. Nos creemos a esa yonki llevando a su bebé a pedir su dosis y que el malo se enternezca.

BoARDWALK EMPIRE: El bebé de la incubadora

(Episodio 1, temporada 1)

Malos y bebés HBO

El malo es Nucky Thompson, un tipo que controla Atlantic City: compra a policías, a políticos, a jueces, vende alcohol ilegal y ofrece una imagen limpia apoyando a la Liga Femenina de la Decencia. En su ronda diaria para ver cómo van sus negocios, se detiene ante el escaparate de una incubadora.
Malos y bebés HBO
Nucky observa cómo una enfermera pesa a un bebé, lo envuelve en pañales y lo deposita dentro de un armario con puerta de cristal. La mirada de Nucky es triste. La escena está subrayada por una canción de la época con tono lastimero: “Te amo cariño, más que a todo, así que, cariño, no te vayas».

Malos y bebés HBO

Malos y bebés HBO

La escena de Boarwalk Empire tiene cierto interés estético y dramático, pero su colocación en el guión es forzada, tan artificiosa como el bebé. Parece seguir a rajatabla la regla: “pon al villano frente a un perro o un bebé…” Los guionistas sienten la urgencia de mostrar que Nucky tiene corazón, y no han creado una situación para ello (a diferencia de lo que ocurre en The Wire).

Compártelo
Publicado en Cómo escribir

Artículos relacionados