Menú Cerrar

Lo que se cuenta, sale mal…

Cómo decir al espectador lo que va a pasar y sorprenderlo

John Lennon dijo:
«La vida es aquello que te sucede mientras haces otros planes«.
Es una frase certera que se aplica a la escritura de guiones. A los personajes les ocurre como a ti y como a mi: hablan de sus planes, pero nunca salen igual (o no salen).

A esta fatalidad la llamo…

La teoría del atraco

Cuatro tipos se reúnen para planear el robo de un Monet del Museo Thyssen de Madrid.
Tenemos dos opciones de guión:

Contar al espectador los detalles del robo o callarnos.

Si contamos los detalles del robo, cuando llega la hora, no sale como estaba previsto. Aparecen muchos inconvenientes: nuevos vigilantes, el sistema de seguridad ha cambiado, uno de los asaltantes no aparece o cae enfermo en el último minuto…
Además, si contamos los detalles del robo sorprendemos al espectador dos veces:

  1. Con la exposición de un plan brillante.
  2. Desbaratando el plan. Esto obliga a los personajes a improvisar sobre la marcha.

La TEORÍA DEL ATRACO DETALLADO tiene variantes:

  • El plan para seducir a la vecina no funciona o sale de otra manera.
  • Los planes del fin de semana siempre se estropean…
  • La detención del malo no sale como se ha planeado.
  • La reunión / la fiesta / la boda preparada con detalle acaba mal.
  • Cualquier situación contada con detalle…

Así es la ficción. Así es la vida la mayor parte del tiempo… Improvisar sobre la marcha…
*

Comparte el artículo

Entradas relacionadas

Publicado en Cómo escribir