Menú Cerrar

La camarera incidental en 'La sombra de una duda'

­La sombra de una duda - la camarera

El personaje incidental o episódico aparece brevemente en una historia con un objetivo específico. Puede añadir color local o ser una víctima u ofrecer una información concreta al protagonista o aportar un comentario jocoso. (Stan Lee en las películas de superhéroes Marvel).

El personaje incidental también nos ayuda a ver qué influencia ejerce el protagonista sobre las personas de su entorno. Es la dependienta que intercambia una frase con doble sentido con el detective seductor en las películas de Bogart o el lector que expresa su admiración en una firma de libros.

La camarera de La sombra de una duda

El personaje incidental que aporta información personal molesta a los gurús de guión. ¿Y qué no molesta a estos señores y señoras? La camarera de La sombra de una duda (1943)  es un ejemplo de personaje incidental que ha llamado mi atención.

La camarera incidental de 'La sombra de una duda'

La camarera es un ejemplo de personaje incidental: solo interviene en una escena. No altera la historia. Aporta una observación personal. El guion fue escrito por Gordon McDonell, Thornton Wilder, Sally Benson y Alma Reville. La cuestión es: ¿por qué la utiliza Hitchcock? (La respuesta mañana aquí https://goo.gl/6fWub6).

Geplaatst door La solución elegante op Vrijdag 28 juli 2017


Recuerdo la primera vez que vi La sombra de una duda. No reparé en la camarera. No debió parecerme fuera de lugar. Esto es importante. A no ser que queramos descolocar al público, el personaje incidental debe formar parte del ambiente.
La segunda vez, la vi con malos ojos. Estaba intoxicado por manuales de guión mal digeridos. Me preguntaba: ¿Qué aportaba la chica? ¿No podría limitarse a «qué van a tomar»? Yo era joven y estúpido.
La tercera vez, recientemente, volví a reparar en la camarera. La acepté. Recordemos sus diálogos:

CAMARERA (PRIMER DIÁLOGO)
Me ha sorprendido verte entrar.
Nunca pensé en encontrarte aquí.
Yo llevo dos semanas. Perdí mi
empleo en los almacenes. He estado
en la mitad de los restaurantes
del pueblo.

Con el primer diálogo, la camarera pone a la protagonista al corriente de su vida. Así aclara el guión que es una vieja conocida. El tono es naturalista. Nos creemos a esta joven sin suerte.

CAMARERA (SEGUNDO DIÁLOGO)
¿De quién es esto? Qué preciosidad.
Daría mi vida por un anillo como
este. Sí, por un anillo como este
daría mi vida. Me encantan las joyas.
Las buenas. ¿Se ha dado cuenta que
no he preguntado si era bueno? Se
nota. Yo lo noto.

Con el segundo diálogo, la camarera es la responsable de RETENER LA TENSIÓN entre Teresa Wright y Joseph Cotten. Teresa podría haber salido tras dejar el anillo en la mesa. La llegada de la camarera lo impide. Teresa se controla. No quiere dar que hablar. Es una joven modesta. Con el primer diálogo, la camarera ha alimentado el retrato de Teresa:

Me ha sorprendido verte entrar.
Nunca pensé en encontrarte aquí.

Teresa no es de bares, no es de ruidos y jaleos. 
Además, cuando la camarera coge el anillo y comenta su valor, disipa las dudas de Teresa Wright sobre su tío.
Si la camarera no hablara, la historia continuaría igual, pero perdería fuerza. El drama casa mal con la rapidez.


¿Te gusta La solución elegante? Haz tus compras de AMAZON aquí para mantener la página.

Compártelo
Publicado en Cómo escribir