Menú Cerrar

Cómo escribir flashbacks en los guiones

MV5BZTk0NzdjYmEtZGQ1YS00OGY4LWFjNjgtMjg5YWQ3YzJmZmYyXkEyXkFqcGdeQXVyMjYwNDA2MDE@. V1 SY1000 SX1500 AL 1

El flashback (analepsis o escena retrospectiva) es para los gurús un recurso abominable. ¿Pero escriben los gurús guiones? El flashback puede ser un recurso útil y bonito. Grandes películas tienen flashbacks: Casablanca, Olvídate de mí, Forrest Gump, El padrino…

En este artículo hay ejemplos de cómo usar un flashback con inteligencia y elegancia.

Cómo utilizar los flashbacks

1) Ilustrar explicaciones técnicas

¿Quién podría visualizar las explicaciones forenses o balísticas de los CSI?

2) Apoyar las conclusiones de un detective aficionado o profesional

En series clásicas como Se ha escrito un crimen, Poirot o más recientes como Crímenes en el paraíso, los flashbacks rememoran las escenas-pruebas.

3) Componer un personaje a través de testimonios

Ejemplos emblemáticos los encontramos en Ciudadano Kane y Eva al desnudo. Series como Sin rastro o Caso Abierto utilizan este tipo de flashback. Relacionados con esto, están los flashbacks para esclarecer hechos confusos a través de testigos, propio del cine negro, judicial y de psiquiatras y sus pacientes. Están en películas como Rashomon o Sospechosos Habituales.

4) Mostrar hechos ocultos

Cuando el personaje tiene una doble cara u oculta a otros un secreto, el flashback lo muestra al público.

El ejemplo lo tenemos en Don Draper , el protagonista de Mad Men: sólo los espectadores conocen quién es realmente y qué hizo en el pasado. Este conocimiento nos hace ver los esfuerzos que hace Don Draper para llevar una vida como un hombre común o como un hombre que no es. Así se dota al personaje de tridimensionalidad.

5) Para ilustrar qué mentiroso es un personaje

Es un recurso habitual en las comedias o películas ligeras aunque también algunos thrillers.

Un personaje afirma una cosa y un breve flashback lo desmiente. (Mi nombre es Earl, Malcolm in Middle o Los Simpsons).

6) Cuando se omite el comienzo

Cuando se omite el comienzo para atrapar a los espectadores con un acto violento y es necesario volver atrás para completar el puzle.

Un ejemplo lo tenemos en Kill Bill: la historia comienza con el resultado de una masacre. El espectador necesita saber qué ha pasado realmente. El mecanismo de esto es semejante a los titulares de periódicos sobre crímenes:

UN HOMBRE APARECIÓ SIN CABEZA EN SU DOMICILIO.

Muchos buscamos en el cuerpo de la noticia el porqué. (A Tarantino le gustan los flashbacks).

7) Un flashback para matar otro flashback

Lo hemos visto en muchas historias de crímenes:

A) un testigo presta testimonio a la policía. Un flashback apoya o complementa el relato.

Las imágenes, no las palabras, nos hacen creer que el testigo dice la verdad.

B) La investigación demuestra que el testigo mintió. Otro flashback afirma la verdad.

El público necesita el segundo flashback. Ya sea porque la memoria retiene con más facilidad las imágenes iniciales o porque concedemos mayor validez a lo que vemos que a lo que escuchamos. Es una convención aceptada. (¿Conoce alguien una película o serie en la que el segundo flashback sea el mentiroso?)

Los flashbacks necesarios cuando su ausencia hace incomprensible la historia.

Igual que hay maneras correctas, hay maneras incorrectas…

Cuándo NO son necesarios los flashbacks

yH5BAEAAAAALAAAAAABAAEAAAIBRAA7

1) NO cuando repite información y no aporta otra visión

Se produce redundancia. (Al contrario puede funcionar: la obsesión en Strike).

2) NO cuando interrumpen un discurso o parlamento dramático

Por ejemplo esas escenas donde un hombre cuenta cómo se incendió su casa y durante el discurso aparecen breves flashbacks de las ventanas con fuego. Así se resta fuerza a las palabras. Y el público no es tonto: imagina el fuego.

3) NO cuando una frase o dos puedan sustituir a mil imágenes

Aquí tenemos un ejemplo sobre cómo las palabras a veces son más inmediatas que las imágenes. Es el parlamento del jefe del campamento nazi de La gran evasión.


COMANDANTE VON LUGER
Este hombre, Ashley-Pitt, por ejemplo. Lo capturaron,
escapó, lo volvieron a capturar, escapó, y así tres
veces. Archibald «Archie» Ives: intentó escaparse once
veces. Hasta trató de saltar del camión que lo traía
aquí. Dickens, William: Se sabe que ha participado en
la excavación de once túneles. Capitán Willinsky:
cuatro fugas. MacDonald: nueve. Hendley: cinco.
Haynes: cuatro. Sedgwick: siete. La lista es casi
interminable.

Si se hiciera un flashback por cada uno de los personajes mencionados, la película sería eterna.

Compártelo

Entradas relacionadas