Menú Cerrar

Finales con THE END

Finales con The End

Las películas de finales con THE END están en la memoria

Mo y yo pasamos el sábado en el sofá, viendo películas. Cuando acabamos la tercera consecutiva dije:

—Esta película me ha gustado de verdad. Merece que salga el THE END al final. ¿Por qué no se pone THE END en las películas de ahora?

Era una pregunta retórica.

—Porque las películas de ahora no están acabadas —dijo Mo.

Ella fue a preparar café y me dejó pensando. Suele hacerlo. Recordé que los pintores ponen su firma en los cuadros acabados. La ocurrencia de Mo era un acierto.

En muchas películas actuales, incluso en las mejores, es posible eliminar, como mínimo:

  • Cuatro o cinco escenas (explicativas, de transición, de relleno para alcanzar las dos horas).
  • Dos o tres personajes (el de cuota, el reivindicativo, el paródico, el temático).
  • Entre un quince y un veinte por ciento de los diálogos (los clichés, las frases hechas, las frases huecas, las explicaciones, los diálogos de manual básico…)

Hay excepciones. Directores como Tarantino usan diálogos clichés, frases hechas, prescindibles… Pero las frases comunes de Tarantino son las notas de realidad dentro de la locura. Notas a propósito y no por descuido. Un tío pirado con pistolas que toma batidos de fresa es una persona humana.

En la mayoría de las películas dirigidas por Hitchcock, Otto Preminger, Vincente Minelli, Billy Wilder… es dificilísimo eliminar escenas, personajes y diálogos. Sus películas son redondas, están acabadas… ¡Cuando vemos el rótulo THE END nos llenamos de satisfacción!

Como guionista no puedo obligar al productor a que ponga el rótulo THE END. Pero puedo y debo exigirme para que mis trabajos tengan finales con THE END.

Compártelo
Publicado en Reflexiones sobre la escritura

Artículos relacionados