Menú Cerrar

Escribir a mano puede mejorar tu guion

Escribir a mano los primeros borradores de guion es una práctica habitual en Hollywood. Wes Anderson, Tarantino y Matthew Weiner son algunos de los guionistas adeptos a escribir a mano.

No es raro. Es una locura agotadora escribir, de entrada, el borrador de un guión respetando el formato del estándar de Hollywood.

No importa qué sencilla sea la plantilla o sofisticado el programa de guion. Con la tecla INTRO pasamos del formato de ACCIÓN a PERSONAJE y de PERSONAJE a DIÁLOGO. Esto provoca parones en el cerebro. Es como viajar en un coche a trompicones. Atroz cuando las ideas fluyen a gran velocidad.

El cine de Hollywood miente. Los guionistas no improvisan los diálogos a máquina a velocidad de vértigo con los márgenes y los estilos de guión.

Sin duda el sonido de las teclas tiene para los espectadores mayor efecto que el sonido del bolígrafo o el lápiz sobre el papel.

Escribir a mano puede mejorar tu guion
El mago de Oz (1939). Guion de Noel Langley
Escribir a mano puede mejorar tu guion
Rocky (1975). Guion de Sylvester Stallone
escribir a mano
El imperio contraataca (1980). Guion de Lawrence Kasdan.

Tarantino y la poesía de la escritura

No puedes escribir poesía en un ordenador

Tarantino

La cita pertenece al libro Quentin Tarantino: Entrevistas (1993). A comienzos de los 90 aún se empleaban máquinas de escribir para redactar guiones. Los procesadores de textos eran una rareza. Por esto el periodista siente la necesidad de preguntar a Tarantino si escribe los guiones con «un procesador de textos».

Tarantino responde:

«No, no sé cómo se usan. Cuando sé que voy a hacer un guión, voy a la papelería y compro un cuaderno con ochenta o cien páginas. Me digo: Ok, este es el cuaderno que voy a escribir Pulp Fiction o lo que sea. También compro tres rotuladores rojos y tres rotuladores negros. Es un ritual. Es psicología. Siempre digo que no puedes escribir poesía en un ordenador, pero puedo llevar el cuaderno a todas partes (…) Nunca parece un guión. Parece el diario de Richard Ramirez, el diario de un loco. Cuando llego a mi última etapa, que es la mecanografía, aparece por primera vez con la forma de un guión. Recorto diálogos y arreglo cosas que no funcionan».

Pero Tarantino nunca abandonó la escritura a mano. Como muestra, el cuaderno que usó para escribir Inglorious Bastards (2009).

escribir a mano
Inglorious Bastards (2009). Guion de Tarantino.

«Parece el diario de Richard Ramirez, el diario de un loco», dice Tarantino. Es importante remarcar esto. Podemos imaginar el diario de un loco libre en la forma y la expresión. Este diario es una manera de permitir a la mente escapar de los carriles de qué se puede y no hacer.

Escribir a mano como Matthew Weiner en Los Soprano

Matthew Weiner (Mad Men) escribe un borrador de guion siguiendo tres pasos. El primero es la escritura de un proto-borrador a mano. Las páginas que escribió en Los Soprano son un ejemplo.

Con el primer borrador, Weiner se asegura de que el flujo creativo no tendrá interferencias del formato. Están las indicaciones de lugar, la acción y fragmentos de diálogo:

escribir a mano

Weiner pasa el resultado a máquina aunque sin formato. Incluye indicaciones de diálogo; cuando quiere una frase concreta, la entrecomilla.

escribir a mano

El segundo borrador sirve como guía a Weiner y como documento para la supervisión de David Chase, creador de Los Soprano. Finalmente, tras varios borradores de diálogos a mano,  Weiner lo pone bonito:

escribir a mano

Como vemos, escribir guiones a mano no es una perdida de tiempo como pudiera parecer. A la larga, los resultados pueden ser mejores.

Comparte el artículo

Entradas relacionadas

Publicado en Cómo escribir