Menú Cerrar

El peso del mundo sobre la espalda

MayCreo que a veces sólo vemos las cosas cuando están enmarcadas por la cámara, que no somos conscientes de la realidad. Al menos, considero que he tomado más referencias del cine y de las series que de la realidad a la hora de hacer mis trabajos. ¡Qué error!

El exterior como el interior

Hablando de enmarcar… En el programa Tu estilo a juicio vemos a mujeres que entran encorvadas en la sala donde está el jurado oculto. Parece que el peso del mundo está sobre las frágiles espaldas de estas mujeres. Otras veces, estas mujeres tienen el cuello hundido entre los hombros. Las veo porque la cámara las sigue, las acompaña.

Cambiar por fuera, no por dentro

Después llega un «coach» de vida, esteticistas, expertos en moda y cambian el aspecto de estas mujeres. Sacan la belleza que han tenido ocultada tras años de sacrificios. Ellas vuelven al plató con su nueva imagen, pero caminan sin garbo, encorvadas, como al principio. Es importante resaltarlo.

¿Por qué hay descripciones sosas?

En los guiones escribimos cosas como «ANA (33) conduce y canturrea» o «JUAN (45) lleva un impecable traje a medida. Abre una botella de vino y huele el corcho».
… Puede ser. Lo que me falta en cada presentación es una frase que describa el pasado del personaje. Si ANA conduce así o asá, o si JUAN a pesar de su traje se cree un advenedizo. Sí, podemos hacer las biografías aparte del guión; pero estas biografías a menudo sólo incluye a los tres o cuatro personajes importantes.
La idea de que sólo hay que escribir lo que la cámara ve puede hacer daño a la escritura. Deja fuera tantos matices. No es lo mismo «JULIA anda encorvada» que «JULIA anda con el peso del mundo a sus espaldas».

Compártelo
Publicado en Cómo escribir

Artículos relacionados