Menú Cerrar

Cómo seducir a los lectores de guiones

La buena presentación del guión

¡Te mueres de ganas por ver a esa persona! Por eso vas a la peluquería, te vistes para impresionar y limpias el coche (que hace meses que acumula polvo). Si puedes, hasta vas al dentista para una limpieza de boca. Y ahí estás tú: como un pincel. Jamás te presentarías con un aspecto deplorable ni siquiera con el aspecto de antes de ayer. ¡No! Quieres seducir… No te presentas ante esa persona y dices: «Perdona la pinta que traigo. Si quedamos mañana, me verás mejor».

A los lectores de guiones también hay que seducirlos. Darás una mala impresión si presentas un guión con parrafones de acciones y diálogos. Puede que tu historia sea magnífica, pero muchos lectores de guión, lo sé muy bien, mirarán con recelo tu guión. Les entrará pereza enfrentarse con la lectura de tu obra. Y si no eres endiabladamente bueno escribiendo, no pasarán de la segunda página.
Así que intenta NO PRESENTAR un guión de esta manera:


Intenta PRESENTAR el guión más o menos así:

The Bourne Identity pg. 1

Procura:

  • Que los párrafos de acción sean cortos y estén separados entre sí
  • Que los diálogos no tengan más de cuatro líneas.

Haz una prueba: transcribe los comienzos de las películas que más te gusten y estudia por qué funcionan. Mira la primera página de El Caballero Oscuro:

The Dark Knight pg. 1



Los párrafos de acción están claramente divididos para facilitar la lectura.

GUIONISTA: He empezado con un narrador como en Uno de los nuestros.
JAVIER: Ah, sí, los narradores ocupan más líneas de diálogo, como los cuentacuentos o los que dan discursos. Pero si vas a poner a dos personas hablando, el diálogo tiene que ser como un partido de tenis.
GUIONISTA: Pero tú has escrito en un post que puede haber un charlatán y otro que escucha pacientemente.
JAVIER: Por supuesto. Pero ten cuidado con eso, no vaya a ser que se aburran los espectadores también.
GUIONISTA: ¿Y uno que es interrogado por la policía?
JAVIER: Depende de las ganas que tenga de hablar…

Compártelo
Publicado en Reflexiones sobre la escritura

Artículos relacionados