Menú Cerrar

Deus ex machina al estilo Breaking Bad

Breaking Bad toma clichés, los rompe y los reconstruye. El deus ex machina no escapa de la deconstrucción.

El deus es el patito feo más feo de los recursos dramáticos. Y con razón. Está en las historias que se resuelven con un accidente de tráfico; una catástrofe natural; la llegada de un personaje, desconocido hasta entonces, con una información o talento especial para ayudar al héroe o la víctima. Sin embargo, el deus ex machina puede ser utilizado con cierta brillantez en la ficción televisiva. Hay un buen ejemplo en el episodio 2×10 de Breaking Bad.

Antes, recordemos qué es un deus ex machina. Aristóteles escribió en La Poética:

Las soluciones de las dificultades han de seguirse naturalmente de la misma fábula, y no como en la Medea por tramoya y en la Ilíada.

Medea (Oliva Sutherland) huye en el carro tirado por dragones. Imagen: Macmillan Films

Medea asesina a sus hijos para vengarse de Jasón y consigue huir gracias a un carro de dragones alados, del abuelo de ella, que aparece en el tejado de la casa. Este carro no ha sido mencionado antes. Por su parte, en la Ilíada, los dioses salvan a los héroes de morir en distintas ocasiones.

Para Aristóteles, la intervención divina es ajena a la misma fábula. Por extensión, sabemos que deus ex machina se refiere a soluciones sacadas de la nada para resolver un problema.

Deus ex machina en Breaking Bad

En el capítulo 2×10 de Breaking Bad, una solución sacada de la manga, ajena al drama, devuelve al anti héroe a la serie cuando este había tirado la toalla.

Walter White ha estado a punto de ser asesinado varias veces por competidores en el mercado de la meta. Tras su última aventura se toma un tiempo para meditar qué hacer con la vida. Para no aburrirse hace reparaciones caseras hasta un extremo obsesivo.

Walter va a una tienda de bricolaje para comprar nuevos materiales y descubre a un CHICO comprando material para fabricar meta. (¿No es esto demasiada casualidad?)

Un CHICO que no hemos visto antes. Este CHICO es ajeno al drama: es el deus ex machina. Despierta en Walter su instinto criminal… Este no puede resistir decir al chico qué comprar y cómo fabricar la meta. El CHICO huye asustado.

Walter sigue al CHICO y lo encuentra con otro tipo, un GRANDULLÓN malencarado de alguna manera físicamente parecido al protagonista.

Walter mira a los ojos al grandullón y le suelta:
«Fuera de mi territorio».

El deus ex machina en Breaking Bad cierra el capítulo en alto y acelera la serie cuando el anti héroe amenazaba con abandonar su trabajo como criminal.

Este no es el único deus ex machina en una serie para mantener el concepto, los conflictos y el status quo de los personajes. En este caso es brillante, necesario y acogido por el público que quiere el regreso de Heisenberg.


Hazme feliz: comparte el artículo
Publicado en Cómo escribir