Menú Cerrar

Cómo escribir un biopic que funcione

Para escribir un biopic que funcione no hay que escribir un biopic. Demos por válida la definición de Wikipedia:

Película biográfica o biopic es un género cinematográfico que consiste en la dramatización cinematográfica de la biografía de una persona o grupo de personas reales.

En la palabra BIOGRAFÍA está el problema. La narración sobre la vida de un personaje histórico desde su nacimiento hasta su muerte puede agotar o aburrir al público.

La mayoría de los biopics son como una colección de momentos que tienen la emoción de los vídeos familiares que te obligan a ver cuando vas de visita.

¿Cuántos biopics se estrenan cada año… ¿Cuántos gustan? Justo aquellos que traicionan la definición de biopic: los que se concentran en un drama del personaje histórico. Este drama suele desarrollarse en un período concreto de la vida del personaje.

Los biopics de la cuna a la tumba rara vez se ven dos veces. La primera vez se ven porque los personajes interesan como figuras históricas.

Cuando escribimos un biopic deberíamos tener presente:

1. Lo que interesa al personaje, puede que no interese al público

Este es un defecto acusado en los biopics de científicos e inventores. Descubrir una vacuna contra enfermedades mortales merece elogios y premios, pero ¿cómo se estructura el método científico y las pruebas de ensayo y error?

Así que el guionista poco esforzado recurre al tópico para rellenar páginas: el científico conoció a una chica, se le declaró, se casó, tuvo hijos, pasó estrecheces y finalmente descubrió la vacuna… Para entonces el espectador se ha aburrido con la vida personal del científico. Recordemos los vídeos familiares…

Es curioso que este defecto aparece en los biopics de artistas, deportistas y políticos. ¿Qué interesa realmente de estos personajes? ¿Qué? Cuando el guionista lo descubra, que hable de ello, no de bodas, nacimientos y conversaciones de té con este y el otro…

2. Toda una vida no cabe ni en 120 ni en 180 páginas

La vida no tiene estructura. La gente real vivimos con millones de cosas en la cabeza, actividades, relaciones, compromisos y sufrimos altibajos emocionales, financieros, laborales… ¿Cuántos puntos de giro contiene una vida? Por eso en la mayoría de los biopics no hay una estructura emocional que enganche al espectador y lo lleve hacia adelante.

Compártelo
Publicado en La estructura del guion

Artículos relacionados