Escribir con los cinco sentidos

Los caminos del guión… y del guionista

Por Carmen M. Oseches Dam  (Firma invitada)

Carmen M. Oseches

Siempre me costó decir que soy guionista porque de profesión soy docente especialista en lenguaje.  Por mi facilidad con la escritura, en una oportunidad mi hermano me pidió desarrollar un guion para un piloto de un programa de TV, y en mi desconocimiento sólo pude investigar un par de cosas por Internet, preguntar otras tantas y lanzarme a la aventura.  El reto fue superado y mi hermano se ganó al cliente quien exigió que fuese yo la guionista.  Hace ya casi 8 años de eso y vamos por la octava temporada.

Evidentemente esta experiencia me llevó a querer desarrollar un talento desconocido. Realicé talleres en Caracas y después me fui un año a España para hacer una especialización. Luego de mi regreso, durante años sentí que estaba invadiendo un espacio que no me correspondía por derecho; a veces continúo sintiéndome así por todos esos miedos que invaden al guionista y su autoestima, aunque son muy pocos los episodios.

Comencé a creer que realmente tenía talento y fui escribiendo cortos, intentos de largos, comerciales, otros programas de TV… pero seguía faltando algo.  Crecí como guionista cuando dicté un par de módulos de guion para una universidad que me llamó y luego para una Escuela de Medios.  En vista del poco tiempo de duración, porque existe la falsa creencia de que “el guion se ve rapidito para ganar tiempo en dirección y realización”, decidí olvidarme de la teoría, ésa con la que orgullosamente me formé, decidí pasar por encima de Mc.Kee, de Syd Field, Chris Vogler, Linda Seger, Xavier Pérez y Jordi Balló… Y me comporté como una docente de lenguaje. En varias oportunidades le asigné a mis alumnos canciones, temas instrumentales, vendé sus ojos y los puse a identificar sabores y olores para conectarse con una emoción o algún recuerdo… Muchas han sido las estrategias, pero recuerdo especialmente la ocasión en la que asigné una pintura y les pedí que la desmenuzaran con la vista, luego a que describieran lo que sentían y finalmente a que me contaran una historia sobre eso que percibían.  El resultado fue un grupo de historias fascinantes que luego se convirtieron en cortometrajes cuando trabajamos la estructura de un guion.

Cuando escribo, y osadamente ayudo a otros a escribir, me apoyo en los sentidos. Siempre se ha dicho que un guionista debe ser muy curioso, debe ser observador, viajar, conocer, escuchar historias… por lo general todo deriva en la vista y el oído, muchas veces dejando de lado el gusto, el tacto y el olfato. Incluso para quien no está acostumbrado a escribir, la reminiscencia que evocan los sentidos es crucial. Me gusta que mis alumnos escriban, incluso creyendo que todo es un caos. La forma viene después.

Por mi condición docente, cada una de mis clases de guion son diferentes porque estudio a mis alumnos. Identifico a los auditivos, a los visuales, los que son kinestésicos, y a partir de allí exploro las posibilidades, no para que aprendan la teoría del guion, sino para que encuentren su forma de escribir. Lo que nos dicen los teóricos y los guionistas con experiencia son informaciones súper valiosas, pero que a la larga no sirven de nada si no sabemos cómo llevarlo a la práctica.

No creo que una receta para ser guionista, un camino trazado, una verdad absoluta. Considero que el acercamiento al guion viene dado por la realidad que queremos reflejar y por la forma en que sabemos comunicarnos. Así como algunos actores necesitan experimentar lo que vive su personaje para poder construirlo, otros simplemente lo interpretan desde sus propias herramientas; igualmente sucede con el guionista. Existen muchos caminos y todos están a la vista, de nuestra parte está escoger el que mejor se preste para lo que deseamos escribir.

La forma de llegar al guion tiene muchas ramificaciones, en cambio para ser guionista hay un solo camino posible: confiar en lo que se sabe, escribir y creerse guionista. Recuerdo cuando en un momento de debilidad le pregunté a un amigo en común: “¿Cómo puedo llamarme guionista si mi trabajo no lo conoce nadie?, ¿cómo puedo enseñar sobre guion si más de la mitad de mi trabajo no se ha realizado?” y él me respondió: “Si haces cortos o webseries o cómics, eres guionista. A menudo los guionistas dan demasiada importancia al cine, cuando el cine  no da importancia a los guionistas”.

¿Mi forma? Sentir, escribir y creer. Ya todos los caminos han sido andados, puedes tomar cualquiera o labrarte uno propio, sólo procura seguir caminando.


Carmen M Oseches Dam es docente y guionista. Directora de @GallitosPicture

16 thoughts on “Escribir con los cinco sentidos

  1. Isabel 7 febrero 2014 / 3:25 pm

    Me encanta lo que escribes y me siento orgullosa de haber sido, en algún momento, tu ejemplo a seguir. Adelante, éxito y felicitaciones por tu artículo. Supe que te desenvolverías en este arte desde aquel momento en que me escribiste una hermosa carta, siendo apenas una niña de 4º grado. Te quiero y te respeto.

    • Carmen M. Oseches D. 7 febrero 2014 / 5:22 pm

      iWow! Mi amiga y siempre maestra :) El valor de la docencia lo descubrí en ti y en mi mamá. Gracias. Un abrazote.

  2. Amelvi (@Amelvi) 7 febrero 2014 / 12:10 am

    Es Usted mi querida Carmen, alguien que más allá de guiones, escribe con pasión, gracia y talento… Enhorabuena!

    • Carmen M. Oseches D. 7 febrero 2014 / 12:18 am

      iMil gracias por tus palabras! Me encanta poder transmitir justamente eso de lo que hablo en mi artículo :) Un abrazote.

  3. Elena Dam 6 febrero 2014 / 11:58 pm

    Me impacta la naturalidad con la que escribes, siempre tan fresca para transmitir tus ideas. Felicitaciones.

    • Carmen M. Oseches D. 30 enero 2014 / 2:23 pm

      iGracias por tus palabras, David! Me alegra mucho que lo recibas de esa manera. Un abrazo.

    • Carmen M. Oseches D. 29 enero 2014 / 10:20 pm

      iMil gracias! Honrada de que te guste. Es un artículo muy honesto y personal. Un abrazo.

  4. jio 29 enero 2014 / 6:16 pm

    Con cuanta pasión redactas tus vivencias, te felicito cuña. Que hermosa enseñanza deja un guinista.. En hora buena disfruta de cada mérito.

    • Carmen M. Oseches D. 29 enero 2014 / 9:26 pm

      iMil gracias, cuña! Docencia+Guion resultan ser una combinación interesante. Ya te habrás dado cuenta de que la pasión viene en la sangre. Un abrazote.

  5. ana conde 28 enero 2014 / 9:20 pm

    Felicidades cuñada te felicito por tus logros obtenidos. Sigue así, eres ejemplo a seguir. Yo también tengo que comenzar a creerme muchas cosas y desarrollarme como profesional. Te quiero mucho.

  6. Danilo Dam 28 enero 2014 / 9:05 pm

    Excelente análisis y una argumentación fuera de todo estereotipo! Te felicita!

Dime lo que piensas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s