Descripciones de personajes: ¿Cómo de precisas deben ser?

Un rostro de mujer - Cartel

Hay guiones en los que cada personaje está descrito minuciosamente: la ropa, los rasgos físicos, los tics… Hay guiones donde las descripciones son escuetas. «Isabel es cursi», dice uno de los personajes de la protagonista de Calle Mayor. ¡No hay más!

¿Hasta qué nivel de detalle necesitamos describir a los personajes? ¿Cuándo es necesario y cuándo no? Algunos lectores me ayudaron a responder a esta cuestión. ¡Muchas gracias!


Hice una propuesta en la página de Facebook de La solución elegante:

Propuesta

Antes de leer las respuestas de los lectores que colaboraron, piensa en la PRIMERA IMAGEN que apareció en tu cabeza al leer NIÑA, PSICÓLOGO Y CAMARERA. Te invito a que las anotes antes de seguir leyendo.

El reloj de arena de la Bruja del Norte

Al final escribiré cómo imagino a los personajes. Primero, los lectores por orden de envío:

Alberto

Me gusta la frase de Alberto: «Todos muy influenciados por las pelis… sobre todo las americanas…» Volveremos a ella más abajo.

Margarita

La niña de Margarita es más concreta que la de Alberto. Han coincidido en las coletas: un elemento de arquetipo.

El psicólogo es de la nueva escuela, mientras que Alberto describe a un tipo de la vieja escuela.

Victoria

Victoria nos presenta una niña muy concreta. Es la rubita que en las comedias es un ángel y en las de terror es el demonio.

El psicólogo de Victoria también es de la vieja escuela.

Vemos que la camarera es el único personaje en el que no han coincidido de ninguna manera. Por mi parte, cuando escribo veo así a estos personajes:

LA NIÑA con vestido blanco y el cabello largo y suelto.

EL PSICÓLOGO de mediana edad, trajeado. (De la vieja escuela).

A LA CAMARERA no la visualizo. Está para poner café o no aparece en la escena.

Hace poco escribí un relato sobre una niña que no describo. En una relectura me pregunté si «mi niña» seria «la niña del lector». Por un lado pensé que «el vestido blanco» quizá no era el apropiado. Esto explica que a veces los lectores de una novela estén disconformes con los actores elegidos para la adaptación: «No veo a fulano para el papel», dicen basándose en el físico más que en las dotes interpretativas.

Por otro lado, creo que, sin quererlo, he inducido a Margarita, a Victoria y a Alberto a observar a los personajes. Al solicitar las descripciones de la NIÑA, LA CAMARERA y EL PSICÓLOGO éstos clichés han dejado de serlo: se han convertido en NIÑA, LA CAMARERA y EL PSICÓLOGO de Margarita, Victoria y Alberto.

Alberto dice que ha escrito con la influencia de las películas americanas, sin embargo, su camarera «tiene mal humor». Esto no es un arquetipo. Indica una manera de actuar. No servirá café de manera neutra.

Retomando el título: ¿Cómo de precisas deben ser las descripciones de los personajes?

Realmente la descripción física de los personajes en los guiones no importa mucho. Un psicólogo que escucha lo que dice el protagonista es un psicólogo sin más. El espectador reconoce al cliché.

Un rostro de mujer

Si los personajes son protagonistas o importantes sí necesitaremos saber la edad y quizá cómo visten si la escena lo requiere. Que un personaje lleve un traje tres piezas negro a la playa es llamativo y hay que mencionarlo.

Sí necesitamos DESCRIBIR una característica física cuando influye en la historia como la nariz de Cyrano de Bergerac o las cicatrices que muestra Joan Crawford en Un rostro de mujer.

Para acabar, qué mejor que el ejemplo de Wilder y Diamond para describir a los protagonistas de Con faldas y a lo loco. Estos son los personajes de Tony Curtis y Jack Lemon:

jack-lemmon-and-tony-curtis

Tipos corrientes

Joe y Jerry son dos tipos corrientes; tanto que no merecen más descripción que sus nombres. ¡Qué más necesitamos saber! Y aquí, la bomba, el personaje de Marilyn Monroe:

La chica de los sueños

Sugar es la chica de los sueños, la que aparece en las portadas de las revistas de caballero de 1958. Suficiente.

2 thoughts on “Descripciones de personajes: ¿Cómo de precisas deben ser?

  1. ANGELA 10 noviembre 2013 / 12:19 am

    Hola Javier.
    No creo que ninguna madre deje a su hijita correr por el parque detrás de un perro, con un vestido blanco. Y las niñas de hoy poco quieren usar vestidos.

Dime lo que piensas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s