Sobrevivir como guionista, los hermanos Marx y más

Marx Brothers, 1930
En esta entrada respondo a las preguntas que algunos hicisteis en Facebook. Hablo sobre cómo llegar a Hollywood, cómo emplear el método de trabajo de los hermanos Marx, cómo sobrevivir como guionista, y más…

Guión traducido

Javier: Empezamos con el desayuno: Tostá con aceite y jamón, y café muy fuerte con una cucharada de azúcar. Aunque alguna que otra mañana se me han antojado un par de huevos fritos.

Te confieso mi intento de aventura hollywoodense. Hace muchos años llegué a la página de empleo de Disney. (Eran los tiempos de Monster S.A.) En esta página lo mismo buscan a gente para un parque temático que a gente para los estudios de animación. NADA HAY PARA GUIONISTAS. No obstante, me animé a escribir a la solicitud de “buscamos diseñador”. Conté que era guionista español, que en España no tenemos agentes y que tenía una idea fabulosa para ellos. Lo curioso es que recibí una breve y amable respuesta del jefe de animación que seleccionaba a los empleados. Me dijo que Disney no recibía directamente guiones, que lamentaba no poder ayudarme, y que buscara un agente para hacerles llegar el guión.

El problema es que para encontrar un agente hay que estar en Los Ángeles o Nueva York. Los agentes tienen miles de guiones al año a su disposición; ¿por qué leerían el guión de un tipo con el que no pueden hablar de tú a tú?

También podrías intentar meter tu guión en la Black List. Conozco a una guionista que lo ha hecho. Estoy esperando a ver qué me cuenta.

Te recomiendo el blog Objetivo: Writers’ Room (Las aventuras de dos guionistas españoles en Hollywood). En este blog se explica cómo podrías acabar de guionista en Hollywood.

Creo que hoy por hoy, los guionistas españoles lo tienen crudo para ir a Hollywood como no sea de mano de un director español que esté allí. ¿Has pensado en dirigir? ¿Quién sabe? Te cuento el caso más cercano que conozco. El director de cine Francisco Javier Gutiérrez dirigió el largometraje 3 días. Tuvo buenas críticas internacionales, se lió la manta a la cabeza y se fue a Los Ángeles. Tras hablar con unos y con otros, y después de varios años viviendo allí consiguió ponerse al mando del reboot de El cuervo. Hay que estar allí. De momento, ¿por qué no pensar en el largo? Hoy todo es posible. Recientemente vi un largo rodado por 6.000 euros que estaba bastante bien.

Los productores huyen

Javier: Bueno, el oro lo compras y casi que lo vendes al poco tiempo. Lo cierto es que enviar guiones a las productoras dejó de funcionar hace mucho tiempo. Puede que Violetas fuera uno de los últimos proyectos admitidos por ese sistema. Y no nos fue mal: dos premios y dos menciones. 

Uno tiene que hacerse el visto antes de vender. ¿Cómo? Yendo a donde están los productores: conferencias, encuentros, mesas redondas… Haciendo preguntas. Presentándose.

Proyecto actual

Escribo una novela para una editorial. No puedo dar más detalles. Sólo que voy retrasado.

Mejorar situación laboralJavier: Sabes que siempre estoy dispuesto a colaborar contigo.

¿Mejorar la situación laboral como guionista? Creo que el mayor problema del guionista es considerarse guionista. Es decir, pensar “yo sólo soy un guionista”. Y así se cierran muchas puertas. Ahora escribo para varios medios online. También escribo anuncios (no te diré cuáles). Y una novela para una editorial. Recuerda que en los buenos tiempos de Hollywood, el guión era un trabajo “residual”. Lo hacían novelista o dramaturgos que querían un dinero extra o personas de camino a la dirección.

Al guionista le recomendaría que pensara que es ESCRITOR o, como dice mi mujer, CURRITO DE LA PALABRA. Se abre el abanico de posibilidades. Por ejemplo: Si ves una publicación online que no habla de cine ni series de televisión, haz una propuesta para trabajar con ellos. Así comencé a escribir para Yorokobu. Si crees que tienes talento para contar una historia en media página, piensa en la publicidad.

Gladiadores

Javier: Y de vaqueros. Las veo con mi mujer. Realmente no tengo un género favorito. Pienso como Voltaire: “Todos los géneros son buenos, menos el aburrido”.

Escribir desde las entrañas

Javier: La técnica llega después. Primero uno intenta escribir lo más deprisa posible. Lo más auténtico. Y después corrige. Si escribo como un personaje que está en la cárcel (como ya hice), me mentalizo que estoy en la cárcel y escribo en primera persona lo que piensa, lo que hace, lo que siente… Después traslado el resultado a diálogos.

Soñar con los personajesJavier: No recuerdo haber soñado con mis personajes. Sí haber estado dentro de películas ajenas. Pero no es malo. Durante la escritura de Violetas, la guionista Laura Muñoz Liaño tuvo una serie de sueños con las protagonistas. Ellas enviaban mensajes. Introdujimos los mensajes en el guión.

Por quéJavier: Pensé que sería divertido para escribir un post. Y lo está siendo.

La comedia que no es comedia

Javier: Esa gente que se ríe de unas cosas y de otras no, es tu primer público. No dice que seas mejor o peor guionista de comedia.

Uno puede escribir en solitario una historia de terror o un drama o cualquier otro género. Una comedia en solitario es prácticamente imposible. Uno necesita un referente, un compañero de escritura a quién lanzar el chiste. El compañero es el primer público. Si se ríe con lo que acabas de decir es posible que el chiste o gag sea bueno.

Si no tienes compañero de escritura, e incluso teniéndolo, toma como referente a los Hermanos Marx. Mucho antes de rodar una película, los Marx representaban por teatros de pequeñas ciudades los diálogos como “la parte contratante” y otros. Observaban qué hacía reír a los espectador y qué no gustaba. Pulían los diálogos. Después de quince o más representaciones sabían qué funcionaba y eso es lo que se grababa.

Esto es lo mismo que ocurre con los shows de monólogos de vemos en la TDT. Conozco un actor-monologuista que vive de ello. Antes de que el show se grabe para la televisión ha estado dando la vuelta a los clubes de España para pulirlo.

En tu caso, sustituyes las representaciones por las lecturas de tus amigos y familiares. Tómalo como una técnica de depuración.

Y ESO ES TODO, AMIGOS

One thought on “Sobrevivir como guionista, los hermanos Marx y más

  1. Alberto Sánchez Regatos 4 noviembre 2013 / 11:38 am

    No quería decirlo, pero mi ejemplo del oro venía porque un amigo mío que este año estrenó peli con una gran productora, intentó hacer llegar un guión mío, que él había leído y que le había gustado, a esa misma productora con la que llevaba año y medio trabajando, y la respuesta de ellos fue, “Uy, mejor no me lo des, es que ahora estamos con proyectos propios”… Es decir, si alguien en quien ellos confían no puede ni darles un guión que él ha aprobado … que camino queda …. Además ya no es un problema de que el guión sea mejor o peor, es que ni emplean dos minutos en leer la sinopsis o cuatro páginas para ver si puede interesarles… Pero bueno, esto es España, si las empresas funcionan como funcionan… ¿por qué el cine iba a ser diferente?

Dime lo que piensas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s