‘Cautivos del mal’, la escritura simple y la escritura sugerente

Cautivos del malEn esta época aún nos sorprende ver guiones ‘literarios’ llenos de acotaciones técnicas hechas por el propio guionista.

Incluso en los buenos tiempos de Hollywood los llamados “shooting script” (guiones de rodajes) apenas contenían indicaciones de cámara.

Abajo, un ejemplo de Cautivos del mal (The Bad and the Beautiful) con guión de Charles Schnee y George Bradshaw.

Cautivos del mal, piscina 01

Más o menos:

PLANO GENERAL – EXT. PISCINA DE JONATHAN -NOCHE

Jonathan lleva en brazos a Georgia del coche a la piscina, que brilla a la luz de la luna. Él lleva las perlas en una mano, y arroja a Georgia al agua.

La escena del guión a la pantalla

Seguro que recordáis cómo quedó la escena en la pantalla:

La escena comienza con EL PLANO GENERAL. El guión establece la localización, pero el espectador no se ubica en la escena  y considera que está en los jardines de la mansión de Jonathan.

Jonathan lleva a Georgia, pero no desde del coche; el vehículo no aparece. La escena anterior transcurre en el minúsculo apartamento, por lo que entendemos la elipsis. LA CÁMARA se acerca Jonathan y Georgia hasta el PLANO MEDIO… Jonathan se detiene en un punto del camino… El plano vuelve a abrirse para darnos una sorpresa…

Cautivos del mal - La piscina

… Jonathan arroja a Georgia a la piscina. La escena es muy breve, la apertura del plano es rápida y el espectador no puede decir “la va a tirar”, porque ya la ha tirado.

Sin embargo, en el guión no hay tanta complejidad. El director es Vincente Minnelli, uno de los grandes, hace posible la magnífica escena. Quizá que en manos de un director menos competente o en producciones de televisión de acelerada grabación y poca sutileza, el “chiste” de la piscina se vea venir. “Ahora la tira”, diría la abuela.

Ésta manera de escribir escueta es un problema para el guionista. No sabemos si el guión acabará en manos de un Minelli o de un director ramplón, y una regla no escrita dice que el guionista no debe indicar qué planos grabar (así que mejor no escribir guiones con términos técnicos, que además, son arduos de leer). Por otro lado, el guionista puede que tenga en la cabeza una escena planificada al detalle como la que acabamos de ver en imágenes.

¿Qué puede hacer el guionista?

La respuesta está en la lectura de los guiones USA de las dos últimas décadas. En estos vemos cómo los guionistas se las ingenian para indicar planos sin abrir la boca. Las nuevas aventuras de un guionista en Hollywood está lleno de ejemplos del propio William Goldman y de otros autores.

‘Reescribiendo’ la escena

Un guionista moderno quizá escribiría la escena así:

EXT. JARDINES DE JONATHAN -NOCHE

Jonathan lleva en brazos a Georgia. Él lleva las perlas en una mano. Se detiene y mira a Georgia.

Jonathan se ha parado en el borde de la piscina que brilla a la luz de la luna. Tira a Georgia al agua.

De esta manera el guionista puede sorprender a los que lean el guión: no se menciona la piscina hasta el final, no se dice en qué punto se ha parado Jonathan. Hay dos párrafos, por lo que cabe imaginar dos planos.

Realmente, esto no es nuevo; Jean-Claude Carrièreguionista habitual de Buñuel, aboga por esta manera de escribir —’escritura invisible’, la llama. Un ejemplo de la escritura de Goldman la encontramos en Cómo presentar personajes con cinco ejemplos, donde el guionista dice de un personaje, entre otras cosas: 

Sus ojos no se pierden nada: tiene ojos de piloto.

… Ahí está perfección: una frase escueta, literaria, que dice mucho del personaje y pide a gritos un primer plano o plano detalle de los ojos. ¡Goldman, te adoramos!

Ahora, a leer guiones, ¡por lo menos tres o cuatro!

2 thoughts on “‘Cautivos del mal’, la escritura simple y la escritura sugerente

  1. cibopatico 28 octubre 2013 / 10:53 pm

    Gran post Javier, un buen jalón de orejas para los maniáticos del control como yo. Hasta hace poco tenía la mala costumbre de indicar absolutamente todos los movimientos de cámara (aunque yo dirijo mis propios guiones), incluso recuerdo que en alguno de mis guiones escribo indicaciones de “girar la cámara 45° hacía la derecha justo en el momento que Pepe mira entrar a María por la puerta.” dejé de hacerlo cuando me dí cuenta que se reciente todo el conjunto y entorpece la lectura. Un error típico de noveles.

    • Javier Meléndez Martín 29 octubre 2013 / 5:50 pm

      Gracias.

      Como director tienes una ventaja: tienes en la cabeza lo que quieres grabar; no necesitas detallarlo.

Dime lo que piensas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s