Los malos tontos

Gargamel

El “malo tonto” es hijo de la pereza del guionista o de la imaginación mal encauzada. En muchos guiones mueren las tonterías antes de que se graben. Pero no siempre es así. El cine está plagado de malos tontos.

El malo tonto es un tipo que actúa contra toda lógica.

La fantasía y la lógica pueden ser hermanas…

… la fantasía y la tontería, no.

Uno se pregunta cómo es posible que los guionistas confundan “lógica” con “fantasía”. Fantasía es que aparezca una epidemia zombie, pero entra en lo creíble si pensamos que hay enfermedades contagiosas muy raras. Ilógico sería dar un paseo en bici a mediodía en una ciudad repleta de zombies a no ser que estemos hablando de personajes tarados.

El malo tonto: el hijo tonto del guionista

El malo tonto sólo tiene justificación en las comedias más locas: El Dr. Maligno de Austin Powers, el Darth Vader de Pelotas espaciales o la galería de malos tontos que se enfrentan a Leslie Nielsen en las spoof movies. En estas películas los héroes son tan estúpidos como los villanos. La tontería y la ilógica van hermanadas. Fuera de este registro, el malo tonto puede ser un borrón, una mancha en un guión.

Supertontería en Hollywood

En uno de los Superdetective en Hollywood los malos tienen un parque de atracciones como tapadera para negocios sucios. Allá que va Eddy Murphy y empiezan a dispararle en los pasillos de la instalación. Lo persiguen por el parque. Allí, en medio de toooooooooodo el mundo. ¡Qué malos tan discretos! Se nota que no pasaron por la escuela de malvados de Gus Fring (Breaking Bad).

Podríamos pensar que el estilo de películas como Superdetective en Hollywood demanda a villanos estúpidos. Es cuestionable. ¿Por qué? Porque los actores villanos se toman en serio su papel a diferencia de los villanos contra Leslie Nielsen.

Los malos tontos son urbanitas

En el viejo Oeste, un malo puede matar de día e incluso en presencia del sheriff si éste es viejo y no quiere meterse en líos. No es un malo tonto, es un malo que se sabe impune.

Los gánster en Boardwalk Empire no son malos tontos aunque van matando a la luz del día. Los hombres de Nucky Thompson matan a la luz del día porque Nucky es la ley. Y los enemigos de Nucky matan a la luz del día porque la ley corrupta y cobarde no se quiere meter en medio de las bandas.

Los señores feudales no son malos tontos. Se saben impunes. Pueden matar siervos o violar a campesinas. Como mucho temen ser descubiertos porque “queda feo”, pero las tramas no giran sobre la moralidad.

El malo tonto es el malo indiscreto

Los malos tontos son los que no quieren hacer ruido y lo hacen. Los que se ponen solitos la soga al cuello. Los que no quieren problemas con la ley, pero optan por dar pistas, no porque se las den de listos —otro tema que merece ser estudiado— sino porque son tontos. Un ejemplo: Investigador privado tiene una teoría. No puede demostrarla. Habla con un testigo, pero éste dice poco porque realmente sabe poco. El malo tonto asesina a este testigo. El investigador, que no es tonto, ya sabe que iba por buen camino, que sus teorías ya no lo son, y tira del hilo. Matar a gente no siempre significa cerrar cabos sueltos, sino todo lo contrario.

El malo tonto tira el dinero

El malo tonto se gasta tontamente el dinero tras timar a la mafia como Robert Redford en El golpe. El malo tonto compra un deportivo nada más cometer el atraco. En esto, Skyler es más lista que Walter White: “¡Deshazte de ese puto deportivo!”

Alguien tiene que salvar a esta familia

… Y luego se quejan en algunos foros de iluminados de que ella es una cortapuntos que debe morir. ¡No! Ella ha salvado el cuello a Walter White más de una vez. El maestro de Heisenberg sí que es inteligente: Gus Fring mantuvo un imperio del crimen durante 20 años. Heisenberg es un villano hecho a marchas forzadas que necesita reajustes.

¿Asesinato tonto en The Wire?

¡Un momento! ¿Y el testigo que matan en The Wire después de que hablara, ese conductor de autobús? Es un aviso para que otros no hablen. La policía de Baltimore no tiene teorías: la policía tiene lo mismo antes que después del asesinato: nada. De hecho, este asesinato desconcierta a la policía.

No hay que confundir malo tonto con malo perturbado o malo “me dio un pronto”. El perturbado y el impulsivo apenas razonan. La teoría del malo tonto —recién sacada de la manga— es esta:

El malo es tonto si…

  • Si la única opción que contempla es el asesinato.
  • Actúa de manera que pueda ayudar a la policía.
  • No es discreto cuando debería serlo.
  • Mata llamando la atención. (El “que parezca un accidente” es el lema del malo listo).
  • Si habla demasiado antes de pegar el tiro al héroe.
  • Si en vez de matar al héroe lo deja en situación de salvarse.

Hablar antes que matar

El punto uno es importante examinarlo. Los malos inteligentes o precavidos no usan el asesinato como primera medida. Prefieren, por este orden: negociar, amenazar, enviar “avisos”, y, finalmente, asesinar. Incluso en situaciones en las que los malos son los dueños del mundo, donde la ley está corrompida o es inexistente, los malos inteligentes prefieren la negociación antes que el asesinato. La violencia es mala para los negocios.

El tonto y loco de Joffrey Lannister

Recordemos Juego de Tronos. Joffrey es un rey adolescente, tarado y estúpido. Su permanencia en el trono no depende de él, puesto que se ha creado muchos enemigos dentro y fuera de la corte, y el pueblo lo odia. Es un candidato a ser decapitado. Es el malvado más débil en la extensa galería de villanos de la serie. Si está donde está es gracias a su abuelo, un poderoso señor de la guerra, y a su tío Tyrion que con su inteligencia, sus intrigas y su discurso al pueblo es quien le salva el cuello. Tyrion abofea a Joffrey

Los malos tontos NO DEBEN venir solos

Así que tenemos otra cosa en que pensar: si un malo es tonto, hay otro malo, por encima de él, listísimo, que le cubre las espaldas. Pero un malo tonto que no tiene a nadie por encima sobrevive porque el guionista es perezoso. Éste hombre, el guionista, no contempla todas las opciones: cree que que necesita meter un crimen tonto, cometido de manera estúpida para dar vidilla a un guión tonto.

Travolta y Samuel L. Jackson son buenos ejemplos de malos tontos ayudados por un malo listísimo, el Sr. Lobo también conocido como Harvey Keitel. (Es estúpido ir en coche con un arma con el seguro quitado). La secuencia del “Sr. Lobo” sacando las castañas del fuego a los pistoleros tontos quizá el mejor “episodio” de la película de Pulp Fiction. 

El Sr. Lobo y dos malos tontos muy tontos

2 thoughts on “Los malos tontos

  1. cristina 2 octubre 2013 / 6:49 pm

    Un post con mucha miga… Dame pan y llámame tonto (perdón, tuve que ponerlo).
    Un malo que me desconcertó fue Ozymandias (Watchmen), porque se permite el lujo de ofrecer el típico discurso justificando la muerte de millones de personas, enfrentarse a los buenos y conseguir salirse con la suya… Fue como ver al malo apuntar con el gatillo, soltar la parrafada y, finalmente, disparar. Hasta me pareció bonito reventar el tópico. Claro que Ozymandias es el hombre más listo del mundo… No podía perder.

    Me encanta el cuajo del Señor Lobo pagando las sábanas manchadas a Tarantino… Y la muerte de Freddo, el hermano mayor del padrino. Un malo tonto de libro. Sonny, el otro hermano, era el visceral. Y Michael, el inteligente… Cada uno muere según sus pecados.

Dime lo que piensas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s