Cómo escribir un diálogo brillante

(Tres ejemplos).

No escribamos diálogos intentando demostrar qué brillantes somos. Escribamos diálogos para revelar cómo son los personajes. Parece un consejo tonto, pero no son raros los guiones con los que sus autores parecen presumir de cuánto han estudiado, leído y reflexionado sobre esto y aquello. Guiones con personajes-marionetas. (Claro que podemos tener a uno o dos pedantes o cuñados ilustrados en un guion, pero cuidado, no todos deben ser enciclopedias ambulantes o guías informativas).

¿Cómo escribir un diálogo brillante? Desapareciendo.

En esta entrada veremos las respuestas de tres personajes a la pregunta «¿a cuántos hombres has matado?». Cada respuesta muestra una parte de estos personajes.

JAIME LANNISTER: FALSA MODESTIA

Cuando responde intenta que no se le escape la sonrisa, pero no puede evitarlo. Se vanagloria como guerrero.

¿A cuantos hombres ha matado Jaime Lannister?

LA REINA ROJA: LA METÁFORA

Melisandre derrama sangre cuando lo cree oportuno, pero habla con corrección. En este caso emplea la metáfora. No da un número, pero remarca su habilidad para matar.

La bruja roja (Juego de Tronos)

RICHARD HARROW: LAS CUENTAS DEL SOLDADO

Harrow da una respuesta precisa. No lo hace por vanagloria. Es un soldado dentro y fuera del campo de batalla. Cuenta las bajas como aprendió durante la guerra. Un enemigo muerto, un enemigo menos del que preocuparse en el campo de batalla.

¿A cuantos hombres ha matado Harrow? (Boardwalk Empire).

En estos diálogos, los guionistas han desaparecido. No hay citas célebres; no hay poemas; no hay filosofía sobre la vida y la muerte ni divagaciones éticas. Solo los personajes tal como son.


2 comentarios sobre “Cómo escribir un diálogo brillante

  1. Pensando en este post, por cierto bastante trabajoso, se me ocurre cómo termina afectando en la vida del guionista-escritor asumir la personalidad de tantos y tan variados personajes… ¿Eres tú el personaje, o lo que le pasa al personaje termina siendo una busqueda de satisfacción personal? ¿Nos convertimos un poco en ellos, o es que ellos son lo que nosotros dejamos de conseguir? ¿Qué parte es frustración, y que parte es autoestima?
    Yo creo que la cara emocional es siempre nuestra, pero prestarla tantas veces… ¿Será eso lo que, a la larga, genera el vacío del escritor?

    Bueno, hay gente que incluso los mata para librarse de ellos (Hércules Poirot)…

Los comentarios están cerrados.