Taller (casi) viernes 4: A veces, el pasado aclara cosas…

Batman-luz

Los caminos para escribir un guión no tienen un orden concreto. Cada guión tiene su “truco”.

A veces, cuando no sabemos cómo continuar, quizá conviene escribir las biografías de los personajes.

CUÁNDO CONVIENE ESCRIBIR UNA BIOGRAFÍA

Una guionista me pregunta cómo puede desarrollar el guión de un reencuentro entre dos amigas íntimas tras veinte años sin verse. Mi respuesta es inmediata: “Escribe cómo se conocieron de niñas, cómo se hicieron amigas, a dónde les gustaba ir, qué les gustaba hacer en común, cómo empezaron a tontear con chicos, cómo empezaron a distanciarse…”

La guionista escribe ahora un relato detallado de la infancia y la adolescencia de estas mujeres que después de veinte años tienen muchas cosas que contarse o que callarse…

LOS ASESINOS “IMPULSIVOS” DE LA MUDANZA

El relato La mudanza comienza con un crimen atroz y sinsentido como lo son la mayoría cuyo motivo se puede encontrar en el desenlace:

“¡En qué mala hora se le antojó a Kate quedarse con la niñas de la vecina! Si estábamos muy bien sin hijos. Ahora tendré que matarlas.”

Cuando hay crímenes a menudo los motivos se encuentran al final aunque no siempre (se ha puesto de moda la frasecita: “Lo hice porque pude”). Lo que más llama la atención en La mudanza, como señala Weinsta en los comentarios Del cuento/relato breve al guión es:

“La virulencia con la que actúan, por qué la insultan y la maltratan, ¿por qué no la envenenan para que no sufra, por ejemplo? En ocasiones parecen unos pobres diablos que han tenido una mala idea en un momento dado y en otras me resultan seres completamente malévolos. El relato igual permite esa indeterminación, pero creo que el largometraje pide que se perfile mejor a los personajes, que se entienda no sólo por qué actúan, sino por qué actúan como actúan.”

Las preguntas inevitables son: ¿Desde cuándo sabía el matrimonio que la víctima se mudaría con sus hijas? ¿No han tenido otras oportunidades para asesinarla? Si realmente querían a las niñas, ¿porqué asesinan a la más pequeña en vez de abandonar los planes? ¿Cómo esperan mantener a las niñas ocultas?

Uno también piensa en otras maneras de matar a la pobre maestra sin tanta saña. Un crimen que les permitiera quedarse con las niñas sin tener que ocultarlas. Un atropello, empujarla al metro (si hay uno cercano), forzar un accidente doméstico…

Quizá La mudanza requiere la biografía de los personajes. Tanto de las víctimas como de los asesinos. Las biografías podrían revelar qué clase de relación mantenían los asesinos con la víctima y las niñas. Sabríamos si se trataban con asiduidad, si merendaban unos en casa de otros, si los asesinos se quedaban con las niñas mientras la maestra trabajaba, si el asesino hacía arreglos caseros en casa de la víctima, si la víctima tenía otra familia, si las niñas quieren a los asesinos… Saber si la maestra tiene un novio o un lío puede influir en el relato. Saber si los asesinos mataron antes o no porque influye a la hora de planear el crimen y cometerlo…

LA BIOGRAFÍA DE EVA (HABLAMOS)

Rubén Ávila, que desarrolla el guión Hablamos hizo una serie de biografías para sus personajes principales. La biografía de Eva muestra que el personaje pasó la mayor parte de su infancia como niñera de su hermano pequeño, que no tuvo amigos y que la relación con los hombres siempre fue complicada. Momentos que se asoman en el presente del guión. Porque un personaje, como una persona, es como es porque tiene un pasado.

Las biografías no tienen por qué seguir un modelo. Puede hacerse como la biografía de Eva. Se puede escribir un relato. El guionista Martín Román recomienda escribir las biografías en primera persona. Se puede utilizar el cuestionario de Proust.

En el caso de La mudanza quizá se debería añadir a la biografía la agenda de los personajes: qué horario tienen, qué hacen a cada hora (se trata de matar a una persona y en este caso no debería ser un acto impulsivo: es necesario saber cuándo y cómo).

2 thoughts on “Taller (casi) viernes 4: A veces, el pasado aclara cosas…

  1. Victoria Eugenia 1 junio 2013 / 8:46 pm

    Hola:
    He pensado en la biografía de los asesinos y con ella creo que se puede “justificar” que le tengan tanto odio a la vecina. Quieren a las niñas, pero la niña mayor al entrar en la casa con la madre se convierte en un testigo incómodo. Por eso también matan a Mary; además el instinto “maternal” de Kate es más pronunciado con las niñas más pequeñas.
    En contestación a Cohonera:
    Con anterioridad, Kate se había quedado embarazada pero tuvo varios abortos hasta que el médico le aconsejó no tener hijos. A James le dan igual las niñas pues no tiene mucho instinto paternal; sólo quiere hacer feliz a su mujer que es lo único que de verdad le importa.
    Gracias por el análisis trabajaré en ello.

    • Kohonera 2 junio 2013 / 1:42 am

      Parece que los personajes van tomando cuerpo. Emhorabuena.

Los comentarios están cerrados.