Las mujeres no duermen con sujetador

Peggy OlsonUna mujer despierta con el sujetador puesto en una película cualquiera. “Oh, qué mentira”, dice mi mujer. “Ninguna mujer duerme con el sujetador”.

… Mi mujer dice más o menos lo mismo cuando el protagonista de turno hace el amor con una mujer que lleva sujetador y no lleva bragas. “Con lo incómodo que es el sujetador”. Le pregunto si alguna amiga lo usa para dormir o para hacer el amor… “Que yo sepa ninguna”, me responde.

Esto me dice varias cosas…

1. ¡Maldita censura!

2. Hitchcock sugería no filmar a personajes rezando ni haciendo el amor. Para el gordito inglés, estos actos eran actos íntimos, y difícilmente un actor podría fingirlos. Y ya vemos que un sujetador sujetando cuando no debe hacerlo saca de la película… a no ser que sea un rollito sadomaso con látigo…

3. Hay guionistas que escriben sobre las mujeres sin conocerlas. No hablo por el sujetador. Sencillamente no las conocen y son como las que ha visto en otra película o como cree que son.

4. Un guionista (hablo de un hombre) tiene que tener una novia o una mujer o una amante que le diga estas cosas. Mamá no te dice estas cosas, si no cómo hacer un plato en cinco minutos porque cocinar no es lo tuyo.

Por mi parte no escribiré ninguna línea que diga: “Eva duerme. Lleva un sujetador de ositos y unas braguitas de Hello Kitty”.

(En la foto está Peggy Olson en un momento creativo en Mad Men. No acaba de levantarse: acaba de quitarse la ropa).

11 thoughts on “Las mujeres no duermen con sujetador

  1. Julene 7 mayo 2013 / 12:50 pm

    Pues siento romperle la teoría a tu mujer, pero aquí una servidora duerme con sujetador, cómodo, pero con sujetador. Aunque admito que eso es RARO-RARO, pero no tanto, como comentaban que lo de estar maquilladas recién levantadas…que una base de maquillaje bien, pero sombras y rimmel no, sino al menos que aparecieran las almohadas manchadas para darle coherencia a la escena.
    Por cierto, en la película “dime con cuantos” la protagonista también se levanta para maquillarse jajaja muy real.
    Me alegro de haber descubierto este blog!
    un saludo,

    • Javier Meléndez Martín 8 mayo 2013 / 2:33 pm

      Lo apunto todo, que igual de esto saco una conversación entre amigas tomando café.

  2. Cristina 3 mayo 2013 / 11:01 pm

    Tu mujer aboga por lo sano, pero tenemos que tener en cuenta que lo de que meterse en la cama con alguien en pelotas es relativamente reciente… Yo no he llegado a los cuarenta y las he visto -y recuerdo!!!- dormir con faja y combinación… Así que lo del sujetador se queda en simple anécdota. También hay que decir que el mundo del brasier ha cambiado más que la tecnología móvil, y ya es decir. El de la foto del post es de museo, pero los hay hasta con bandeja supletoria, invisibles, bananas submamarias de silicona y a los deportivos sólo les falta darte palmaditas en el culo para impulsarte en la carrera…

    En fin, me he pasao con la clase de sostenes. Que sí, que cuanta menos ropa mejor.

  3. el convincente gon 3 mayo 2013 / 10:23 am

    ¿Y cuántos personajes de las películas llevan lentillas? Alguna vez me gustaría ver a algún personaje que después de “hacer el amor” en vez de fumar fuese al baño para quitarse las lentillas y no quedarse dormido con ellas.

    • Javier Meléndez Martín 3 mayo 2013 / 10:37 pm

      Muy cierto. Lo curioso es que de estos detalles se sacarían escenas, como la que he mencionado de la chica que se despierta temprano para maquillarse. En lo cotidiano hay líneas de guión por escribir.

  4. Clara Tiscar 3 mayo 2013 / 9:29 am

    Y las sábanas que nunca se caen mientras retozan en la cama, pero que luego pueden coger para ir al baño?
    O aquellos despertares en los que van perfectamente peinadas y maquilladas… caray… un poco de rímel corrido o una cara lavada sería mucho mejor que ciertos looks matutinos.

    • Javier Meléndez Martín 3 mayo 2013 / 9:43 am

      ¡Sí!

      La protagonista de “La boda de mi mejor amiga”, de la factoría Apatow me encanta: se lleva un ligue a la cama, se despierta muy temprano, natural, como dices, se maquilla y vuelve a la cama. Y espera y espera a que el chico esté despierto. Él la encuentra maravillosa, ¡claro!

      • Clara Tiscar 3 mayo 2013 / 3:16 pm

        La he visto y recuerdo únicamente ese detalle de toda la película!

  5. Montse PM 2 mayo 2013 / 10:13 pm

    Tu mujer lo que dice es que “ninguna mujer duerme con sujetador salvo raras y absurdas (o masoquistas) excepciones”. Que las habrá.

    • Javier Meléndez Martín 2 mayo 2013 / 10:15 pm

      Lo de masoquista ya está dicho, aunque pensamos en distintos masoquismos…

Los comentarios están cerrados.