Puedes repetir los diálogos y no aburrir

Devuelvo un guión con un montón de tachaduras y comentarios como “diálogo repetido” o “esto ya se ha dicho”. Los escritores han querido dejar claras sus ideas o creen que deben repetir informaciones para no perdernos. Pero repetir diálogos no es malo. Hay que saber por qué.

COLGARSE LAS MEDALLAS

Un personaje cuentas una fantástica idea a un compañero de trabajo, y éste se la cuenta a los jefes con las mismas palabras, y se cuelga las medallas. Una puñalada trapera. Un drama o una comedia según para qué guionista.

PARODIA

Un personaje remeda a otro para hacer reír a sus colegas. Estas escenas suelen acabar con el parodiado sorprendiendo al imitador. (¿Por qué no evitamos esto último?)

FINGIMIENTO

Tom Ripley imita a su odiado amigo rico (una burla privada que se convertirá en el ensayo de un crimen); el mendigo suplanta al príncipe; un tipo se hace pasar por un abogado o un médico plagiando los diálogos que ha visto en una película de la tele; o un policía se prepara para infiltrarse entre delincuentes como en Reservoir Dogs.

VAMPIRIZACIÓN

Para mostrar que un personaje ha sido vampirizado por la personalidad de otro, repite las frases de su vampiro. Bergman llega al extremo de la vampirización en Persona: el mismo relato en dos mujeres, sin cambiar una coma.

LA REPETICIÓN DA UN NUEVO SENTIDO

El ensayo de una obra de teatro o la preparación de una farsa como en Green Card puede dar lugar a que los personajes repitan las frase mecánicas con un tono diferente cada vez. ¡Cosas del amor!

PUNTO DE PARTIDA DE LA VARIACIÓN

En películas donde se juega con las posibilidades (El efecto mariposa o Regreso al futuro), la repetición inicial de la escena ayuda a los espectadores a situarse en el tiempo y en el espacio. A continuación, el guión introduce los cambios que se han producido respecto a la situación original.

La apropiación de ideas, la suplantación, la vampirización… maneras de repetir los diálogos, como una sinfonía y sus variaciones. La repetición de la información porque sí, aburre. Y aburrir, amigos, es el único pecado que no podemos permitirnos.

P.D.: El guionista Joan Álvarez hace una interesante aportación en Facebook sobre la repetición del diálogo:

“Entre los excesos del King Kong de Peter Jackson encontramos la repetición de un diálogo para mostrar cómo Jack Black es incapaz de lidiar con la situación que él mismo ha provocado. Esto está llevado al extremo en La guerra de los mundos, de Spielberg: la segunda vez que Tim Robbins repite la misma cantinela, Tom Cruise (y el público) comprende, horrorizado, que ha puesto su vida —y la de su hija— en manos de un demente. El truco es cambiar el contexto en el que se repite el diálogo. Éste cambia entonces de sentido”.

8 thoughts on “Puedes repetir los diálogos y no aburrir

  1. En mi opinión Tom Ripley no odia a Dickie, el está enamorado de el y no sabe como lidiar con eso.
    Y sobre el tema, supongo que el error de la repetición de diálogos está en usarlos porque crees que tu publico es tonto.

    • Javier Meléndez Martín 6 mayo 2012 / 8:32 pm

      Buena observación, Pericles sobre Ripley. Este personaje cuece en su interior una amalgama de sentimientos encontrados.

  2. Natxo López 24 abril 2012 / 7:11 pm

    Creo que no conozco mejor ejemplo de las virtudes que pueden derivarse de la repetición, que éste que les copio. Merece la pena.

    • Javier Meléndez Martín 24 abril 2012 / 9:26 pm

      Un honor que te pases por aquí, Natxo.

      El vídeo es fantástico como ejemplo de repetición inteligente. Y me he reído a carcajadas.

  3. Cristina 23 abril 2012 / 7:33 pm

    Gracias por la explicación, la verdad es que a la hora de interpretar películas me disperso bastante. Siempre le estoy buscando tres pies al gato, dobles sentidos, metáforas escondidas… Hasta pensé que el nombre de la enfermera tenía algún significado.

    Se me olvida que la mejor solución es… Ya sabes.

    • Javier Meléndez Martín 24 abril 2012 / 8:24 am

      Tus comentarios siempre me interesan, Cristina. Muy bueno el que hiciste a las escenas comparadas de Forbrydelsen / The Killing.

  4. Javier Meléndez Martín 23 abril 2012 / 12:14 pm

    Desde luego que he entrado en un jardín, desde luego, Cristina… :)

    Que la escena muestra la reacción de ambas mujeres ante el mismo contenido es lo evidente. Ambas mujeres visten igual, parecen por momentos hijas del mismo padre y la misma madre.

    En este diálogo la enfermera parece identificarse con la actriz que ha enmudecido para no hacerse responsable de sí misma, pero acaba rebelándose:

    “Yo no soy como tú. Yo no siento como tú. Soy Alma”.

    En este punto, la enfermera rechaza el proceso de vampirización al que está siendo sometida por el silencio de la actriz.

    Y seguramente, interpretaste la película como debía. La obra de cualquier autor tiene tantas interpretaciones como espectadores o lectores.

    ¡Gracias por enlazar el vídeo, Cristina!

  5. Cristina 21 abril 2012 / 7:11 pm

    Las repeticiones, como tú bien dices, tienen que estar fundamentadas, tener algún objetivo en la historia que las convierta en un recurso brillante.

    Pero, ya que entraste en el jardín… Persona, de Bergman. Una humilde seguidora solicita saber porqué este monólogo tan (me ahorro los adjetivos, no los encuentro) es una vampirización. ¿Qué se busca? ¿Es efectivo porque es brutal, y los planos de ambas mujeres son una excusa? ¿Es efectivo porque significa algo? ¿El qué?

    Tal vez no interpreté como debía la película…

    Dejo el enlace http://www.youtube.com/watch?v=E7v9dSnru2Y&feature=related

Los comentarios están cerrados.