Un consejo para guionistas ocupados

Sólo necesitas 25 minutos para escribir

Si tu único trabajo es escribir y no lo haces, no tienes perdón. Luego no vayas quejándote de que necesitabas tiempo para mejorar los diálogos. Pero si tienes un trabajo corriente de ocho, nueve o diez horas –como la mayoría de los curritos–, y escribes un guión a ratos muertos, esto puede interesarte…

25 minutos para escribir

Llegas agotado a casa una hora después de haber acabado la jornada laboral. Te espera tu mujer o tu marido, los niños, quién sea… Te toca preparar la cena y después fregar los platos. No ponen nada interesante en la tele y sueltas que quieres irte a tu ordenador un rato. Abres el archivo de tu guión y… agobio, agobio.

Quieres meter manos a los personajes, a la estructura o a una escena escrita. Decides que antes mirarás qué se cuece en las redes sociales y cuando te das cuenta, es tarde. No crees que tengas tiempo para nada. Y te vas a dormir.

Un modo para controlar el agobio es usar la Técnica Podomoro de gestión de tiempo. Consiste en poner una alarma en tu reloj o móvil para que suene dentro de 25 minutos. Durante esos 25 minutos te concentras en una tarea (escribir o corregir una escena, por ejemplo) y no paras hasta que suene la alama. No debes mirar el correo electrónico ni las actualizaciones de las redes sociales durante esa casi media hora. Sólo escribir.

¡Funciona!

Hace tiempo que escribo así. Se reduce el estrés, notas el trabajo y sientes que has aprovechado el tiempo. Lo curioso es que se tiene ganas de empezar otro periodo de 25 minutos. Recientemente descubrí que Palahniuk es adepto a esta técnica (enlace a una traducción).

Puedes utilizar tu móvil, una alarma en tu ordenador o una aplicación que ofrece Google y luce así:

Como véis, también gasto 25 minutos en el email y las redes sociales.

Probad a escribir 25 minutos y me contáis.

9 thoughts on “Un consejo para guionistas ocupados

  1. El guionista novel 9 diciembre 2011 / 8:31 pm

    ¿Y qué haces, si como dices, el cuerpo te pide otros veinticinco minutos? Es difícil quedarte de brazos cruzados hasta el día siguiente. Yo ya lo probé, y funciona. Gracias por el post Javier.

  2. Cristina 25 agosto 2011 / 10:59 pm

    Gracias, en el fondo la cosa se ha puesto emocionante. Y además por aquí llueve. Buen panorama.

  3. Cristina 23 agosto 2011 / 7:40 pm

    25 minutos no parece un objetivo inalcanzable; a ver si consigo dar unos cuantos esquinazos y lo pongo en marcha porque realmente los necesito.
    Gracias por el optimismo, por otro lado también muy necesario.

    • Javier Meléndez Martín 25 agosto 2011 / 3:18 pm

      Yo me he sorprendido con el resultado de 25 minutos. No pienso durante ese momento: escribo. Y me gusta lo que sale.

      Te envío nuevos ánimos…

  4. pcastrillo 22 agosto 2011 / 10:57 pm

    Muy buen post. Le voy a dar una oportunidad a Pomodoro. Y un tweet al post. Gracias!

  5. Diana Hernández 16 agosto 2011 / 2:19 am

    Valioso consejo, ¡Si señor! y lo mejor de todo es que lo puedes aplicar para cualquier actividad que tengas que hacer delante del ordenador, creo que lo voy a poner en práctica, o al menos intentarlo.

    Un placer, como siempre, leer la solución elegante^^

Los comentarios están cerrados.