Cuatro representaciones de la violencia

Por qué funcionan y por qué no

Referencias a ‘Mentes criminales’ 5×22 y 6×13, ‘Breaking Bad’ 3×12 y la película ‘Mala Semilla’

En esta entrada comento cuatro escenas de violencia vistas recientemente y que han llamado mi atención. Dos no me convencen y dos me emocionan. No hablo de la violencia concebida como espectáculo circense (peleas acrobáticas y ensaladas de tiros); sino de producciones donde la violencia pretende remover la mente del espectador más que entretener sus ojos.

(Aviso: Este comentario revela parte del contenido de las series y la película mencionadas.)

MENTES CRIMINALES 5×22

Emociones lejanas

Los agentes del FBI van a la caza de un psicópata que muestra sus crímenes en Internet. Durante la investigación ven un asesinato en el momento en el que se produce.

(Clip de la escena analizada, a partir del minuto 8:20)

Los agentes asisten impotentes a la muerte de una joven. El espectador también es testigo, pero no se involucra: no comparte el terror de la víctima ni el malestar de los agentes.

Esta escena tiene varios problemas: Por un lado, es el segundo vídeo que los agentes y los espectadores ven sobre el asesino de Internet. Que el asesinato sea “en directo” no cambia las emociones del espectador; para los televidentes, ambos asesinatos son prácticamente iguales.

Por otro lado, el mayor error es mostrar el asesinato a través del monitor de un ordenador. Hemos visto estrangulamientos en muchas películas –en “primera línea”–, pero este episodio de ‘Mentes Criminales’ nos aleja de la “emoción” a través de la doble pantalla (el ordenador del FBI y la televisión del salón). Sería como ver la grabación de la grabación de un evento deportivo o un concierto.

El episodio debería haber situado al espectador en la misma habitación que el asesino, o eludir el crimen para centrarse en los rostros desencajados de los agentes.

MENTES CRIMINALES 6×13

El exceso de violencia puede ser risible

Un chico y una chica alcohólicos y armados hasta los dientes dejan a su paso un reguero de muertos. Tienen manía a las gasolineras y a las reuniones de alcohólicos anónimos.

La trama de la pareja se desarrolla con un estilo que recuerda a películas como ‘Abierto hasta el amanecer’. (IMDB me lo confirma: el director del episodio ha sido asistente de dirección de Robert Rodríguez). Esta pareja de psicópatas me hizo reír a carcajadas con sus tiroteos perfectamente coregrafiados y los diálogos de carretera pretendidamente profundos.

¿Dónde está el problema? El estilo de ‘Abierto hasta el amanecer’ y ‘Mentes Criminales’ no casan. La serie busca un tono dramático, pero las andanzas de los pistoleros echan por tierra la credibilidad. De manera que el espectador desconecta de los traumas infantiles de los criminales y tampoco muestra empatía con la azarosa búsqueda que realiza el FBI. Uno quiere que estos chicos sigan sembrado la América Profunda de cadáveres y acaben donde ‘Las colinas tienen ojos’.

Este episodio nos enseña que el espectáculo circense y el drama no suelen llevarse bien. Si quieres hacer espectáculo, adelante; pero si quieres hacer un drama policial, la violencia debe ser realista y escasa.

La asesina tiene fans en Internet y alguien se ha molestado en escoger las escenas donde ella saca sus armas.

BREAKING BAD 3×12

Un asesinato imprevisto

He visto cuatro o cinco veces seguidas la última escena del capítulo 3×12 de ‘Breaking Bad’. Técnicamente es una escena sencilla, pero tiene una fuerte carga emocional para los seguidores de la serie.

(Clip de la escena)

En esta escena Pinkman –el socio de Walter– se arma de valor para enfrentarse a tiros a dos camellos que han asesinado a un niño. Encuentra a los dos tipos y, sobreponiéndose al miedo, se acerca a los canallas. Los matones sacan sus armas. Cuando parece que van a empezar los tiros, un coche atropella a los dos matones. Walter White sale del coche asombrado de sí mismo, y remata a uno de los matones.

¿Por qué esta escena es tan poderosa? Es la segunda vez que Walter mata, pero la primera vez fue en defensa propia. (La primera vez mató al camello encerrado en el sótano que amenazó con matar a su familia). Durante tres temporadas hemos visto que Walter prefiere usar la palabra antes que un arma, aunque esté en juego su vida. También hemos visto que Walter mira primero por sus intereses y los de su familia, antes que por los socios y los amigos. Por tanto, no esperamos que manche sus manos de sangre y ponga en peligro su vida y la de su familia matando a dos matones de la mafia. A nosotros, los espectadores, se nos queda la expresión alucinada de Pinkman.

Esta escena nos enseña que si queremos impresionar al espectador con una escena de violencia, el personaje que la ejerza debe tener escrúpulos o ser un cobarde o una persona pacífica. Por supuesto, para llegar a este punto, debemos trabajar el personaje y cocer a fuego lento la situación. La violencia sería para nuestro personaje pacífico su única salida.

MALA SEMILLA

Un grito tiene más fuerza que una imagen

Mala Semilla‘ es una interesante película de 1956 que tiene una de las escenas que más me han impactado en los últimos meses. En ella un hombre se quema vivo, pero no vemos al hombre envuelto en llamas: escuchamos su grito agónico.

(Clip de la escena: míralo hasta el final)

¿Por qué funciona esta escena de 1956? Hemos visto cientos de personajes envueltos en llamas, tantos, que aburren; todos ellos caminan torpes y en silencio. El grito de ‘Mala Semilla’ obliga al espectador a utilizar la imaginación.

El efecto es poderoso: podemos apartar la mirada si algo nos provoca repulsión, pero no podemos cerrar los oídos. El grito cala en nuestro cerebro.

Con estos ejemplos hemos visto:

1. Es más interesante un asesinato en primera línea que visto a través de un monitor; pero puede ser más interesante no mostrarlo.

2. Si queremos que la violencia emocione, menos es más; y si la ejerce un personaje pacífico, mejor.

6 thoughts on “Cuatro representaciones de la violencia

  1. Regla 13 julio 2012 / 4:59 pm

    Javier, al hilo del post, he recordado una escena de violencia en la serie Juego de Tronos que me impactó especialmente, y me hizo reflexionar sobre el significado añadido que pudo tener, y sobre el papel de los verdugos en las ficciones. En principio, no hay mayor misterio. Son personajes anodinos concebidos para cortar cabezas. Que lo hagan de un sólo golpe o que necesiten varios, aumentando el sufrimiento, marca la diferencia entre un buen o un mal verdugo.Asímismo, el grado de inocencia de la víctima influirá más o menos en el impacto que reciba el espectador.
    En Juego de Tronos (2ª temporada) el verdugo (proyecto de lider) que mata al jefe de armas de la casa Starck, después de invadir Invernalia, ejerce esa violencia de una manera brutal. No se ve al público (sólo se escuchan sus lamentos de horror en cada golpe), ni a la víctima. Después de atestar repetidos golpes con la espada, y a medida que crece el lamento del público, con el rostro desencajado, le da una fuerte patada a la cabeza, que luego se ve rodando por el suelo. Sin verlo, se imagina claramente esa cabeza medio colgando y la patada que consigue finalmente desprenderla del cuerpo. ¿Hacía falta eso? En realidad, el perfil del personaje ya estaba ubicado entre los malos e incompetentes. Pienso que, ejercer la violencia de ese modo, pueda ser un recurso eficiente para contrastar lo ruin del personaje con la honorabilidad de la víctima, y para evidenciar públicamente, ante los suyos, su induscutible fracaso como lider.

    • Javier Meléndez Martín 17 julio 2012 / 7:04 pm

      Me encanta tu comentario, Regla. Has pintado bien a Theon como incompetente y ruin.

  2. josé 13 julio 2011 / 8:43 am

    Muy buen post! Disfruto cada uno de los post que cargas.

    Las dos conclusiones me recordaron a la pelea de “La hora 25”. Es una de las peleas más “reales” que he visto en cine y sin grandes trucos de cámara ni efectos, solo con el valor del conflicto mismo.

    SPOILER:

    Son tres amigos en un parque. El protagonista quiere que su amigo lo golpee para dejarlo feo y así evitar ser un” un niño bonito” al entrar a la cárcel, usando los secretos de su amistad para ello.
    Ante la negativa, golpea al 3ro obligando al 1ero a reaccionar y cumplir con el objetivo en contra de su voluntad…. Los planos son en primera línea jugando con los PP y PG, de manera a mi gusto brillante y el sonido es increíble, solo los diegeticos del parque y los golpes. Y finalmente quitando el audio de los ladridos de un perro y de los gritos del agresor.Alterando la percepción y resaltando con mucha fuerza la imagen.
    Paso el link, no lo encuentro con subtitulos.http://www.youtube.com/watch?v=b33bZSD8f-s
    Salutes!!

    • Javier Meléndez Martín 13 julio 2011 / 12:55 pm

      Nadie puede quedar indiferente tras ver la escena que enlazas. El análisis que realizas de ella es certero.

      ¡Gracias por tu aportación, José!

  3. Cristina 12 julio 2011 / 10:20 am

    Es verdad que a veces empeñarse en mostrar escenas violentas obtiene el efecto contrario, porque pueden decepcionar…
    ¿Y aquella famosa escena de Reservoir Dogs donde Michael Madsen se pone música para canturrear mientras le corta la oreja a un hombre sólo por divertirse?
    La encuentro insoportable… ¿Será porque la violencia, si es creíble, es insoportable?

    • Javier Meléndez Martín 12 julio 2011 / 5:43 pm

      Sí, la famosa oreja que no vemos cortar… Seguimos siendo niños y tememos a lo que podemos ver…

Los comentarios están cerrados.