Algunas cuestiones sobre los biopics

Un joven productor me comenta entre cafés que está harto de recibir guiones sobre “gente que vuelve al pueblo porque se le ha muerto el padre y se reencuentra con su pasado, niños secuestrados y la vida de cantantes, de deportistas y de otra gente famosa”.

–Hace unos días me llegó uno sobre (un personaje famoso) y ese sí lo leí, pero no sé si el guión es bueno o malo.
–Me gustaría leerlo –dije–. Me interesa la vida de…

El productor me envía el guión. Días más tarde me llama para comentar la marcha de los asuntos que llevamos entre manos y me pregunta por el biopic.

–Leí el guión –dije–. A mi me gusta hasta la página 50 (los primeros años y triunfos del personaje). Lo que sigue no me interesa nada.

El biopic que acababa de leer era del tipo TODA-LA-VIDA: la infancia del personaje, los primeros éxitos, la cumbre, la decadencia y la redención final. Dicho así parece interesante, pero este esquema rara vez funciona (no todo el mundo puede hacer TORO SALVAJE). La mayoría de los biopics son una colección de momentos con la emoción de los vídeos familiares que te obligan a ver cuando vas de visita.

Los biopics TODA-LA-VIDA rara vez se ven dos veces. La primera vez se ve porque el personaje interesa como figura histórica.

Los biopics que funcionan son aquellos que se centran en un problema o momento concreto de la vida del personaje.

Aparte de esto, cuando escribimos un biopic deberíamos tener presente dos cositas:

1. Lo que es interesante para el personaje, puede que no lo sea para los espectadores

Este es un defecto acusado en los biopics de científicos e inventores. Descubrir una vacuna contra enfermedades mortales merece elogios y premios, pero ¿cómo se estructura el método científico y las pruebas de ensayo y error? Así que el guionista poco esforzado recurre al tópico para rellenar páginas: el científico conoció a una chica, se le declaró, se casó, tuvo hijos, pasó estrecheces y finalmente descubrió la vacuna… Para entonces el espectador se ha aburrido con la vida personal del científico. Recordemos los vídeos familiares…

Es curioso que este defecto aparece en los biopics de artistas, deportistas y políticos. ¿Qué interesa realmente de estos personajes? ¿Qué? Cuando el guionista lo descubra, que hable de ello, no de bodas, nacimientos y conversaciones de té con este y el otro…

2. Toda una vida no cabe ni en 120 ni en 180 páginas

La vida no tiene estructura. La gente real vivimos con millones de cosas en la cabeza, actividades, relaciones, compromisos y sufrimos altibajos emocionales, financieros, laborales… ¿Cuántos puntos de giro contiene una vida? Por eso en la mayoría de los biopics no hay una estructura emocional reconocible que enganche al espectador y lo lleve hacia adelante.

Pensemos en la cantidad de biopics que se hacen cada año… ¿Cuántos realmente nos gustan? Si nos fijamos, salvo excepciones, son los que se salen del esquema toda-una-vida.

9 thoughts on “Algunas cuestiones sobre los biopics

  1. Yenitza Anseume 14 agosto 2012 / 10:43 pm

    saludos, agradecida del blogs. todas las entradas son geniales.

  2. Will 23 junio 2011 / 12:19 am

    Hola, Javier. Soy fanático del cine, y entré por casualidad en tu blog hace unos días. La verdad es que me gusta mucho, y me anima a seguir con mis proyectos personales de guión.

    Sobre el tema de los biopics, extraigo otra conclusión del punto 2 que mencionaste: no se puede condensar toda una vida en un momento, pero hay momentos que pueden condensar toda una vida. Me explico: hay algunas cosas que un personaje puede hacer en un instante (o durante dos horas de película) que dan al espectador una idea muy buena de quién es, y qué lo hace importante, sin necesidad de recurrir al esquema toda-una-vida, que corre el riesgo de introducir en la película varios momentos sin relación entre sí, a la fuerza.

    Saludos desde Perú.
    Will

    • Javier Meléndez Martín 23 junio 2011 / 7:40 am

      Estoy de acuerdo, Will.

      ‘The Pianist’ puede ser un ejemplo de lo que dices, que muestra el deambular del protagonista por un escenario de guerra. La película evita la vida anterior y la vida tras la guerra del protagonista.

      Me alegro de que te guste mi blog.

      Saludos

  3. Un tipo con boina 21 abril 2011 / 10:50 pm

    Precisamente por eso mi biopic favorito es el que ilustra el post: Ed Wood.

    Raro es que un personaje haya tenido una vida TAN interesante como para que todas las etapas de la misma merezcan ser plasmadas en la pantalla.

  4. phyde 13 abril 2011 / 5:57 pm

    Además, no todo el mundo es igual de interesante… El personaje en cuestión ha de poseer un atractivo indiscutible, tanto por quién/cómo es (o era) como por lo que hace (o hizo), o por lo que logró.
    Napoleón Bonaparte es dificil de superar, por ejemplo.
    A ver si un guionista de este país se anima y le hace un biopic a algún presidente del gobierno en redención final…

  5. Kohonera 13 abril 2011 / 1:43 pm

    Nunca he podido con los biopics, y menos esos de Toda-Una-Vida. Para “biopic” eterno el de “El hombre bicentenario”. Recuerdo que lo pusieron en el vuelo de vuelta desde La Habana y cada vez que abría los ojos de lo que a mí me parecía un largo sueño, allí estaba. Me pareció que lo estaban contando en tiempo real.
    También se me indigestan los musicales, así que los biopics musicales directamente me matan.

  6. viajeroaitaca 11 abril 2011 / 8:45 pm

    Uno de los últimos biopics es “The king’s speech”. Podrá gustar más o menos pero su estructura es un roble. Y, precisamente, por lo que apuntas. No cuenta toda la vida del rey; sólo una etapa, y de esa etapa sólo un aspecto casi minúsculo.

    Por eso tiene garra.

    También es un gran biopic, aunque con una estructura mucho más trabajada, The social network

    Felicidades por el blog. Te pondré en los créditos cuando logre escribir un buen guión xd

    • Javier Meléndez Martín 12 abril 2011 / 10:28 am

      Tengo pendiente de ver “The king’s speech”; tu comentario me anima a verla pronto. Intuyo, Viajero, que tu guión será contundente.

Dime lo que piensas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s