El asesino serial en doce tópicos

El estrangulador de Bostón

La mayoría de los asesinos seriales del cine más reciente parecen sacados del mismo molde. El guionista cree que el malo produce más terror cuando sus características destacan sobre el común de la a población. Con esta premisa sólo se consigue una acumulación de tópicos.

Doce tópicos del asesino serial

1. El malo es un experto jugador de ajedrez.

2. El malo suelta un par de frases en latín para demostrar su inteligencia superior.

3. El malo tiene un original de un pintor francés en un saloncito y le gusta que se sepa: “Un Cézanne. Es el original; en el Louvre tienen la copia”.

4. El malo entiende de vinos sin mirar la etiqueta.

5. El malo es capaz de recitar párrafos enteros de Milton, Schopenhauer, Nietzsche…

6. El malo es impotente, tiene un trauma infantil, envidia la familia de los demás o sencillamente lo hizo porque pudo…

7. El malo habla sobre la relatividad del bien y del mal para justificar sus acciones.

8. El malo se enamora de la investigadora.

9. El malo es narcisista y quiere que la policía admire su inteligencia; por eso deja pistas.

10. El malo lanza amenazas veladas con tono interrogativo: “¿Ha pensado alguna vez en las nectarinas?”. A continuación el policía ordena buscar a los productores, distribuidores y vendedores de nectarinas…

11. El malo es una persona tan inmunda que mata al perro de la víctima.

12. El malo tiene prestigio social. Nadie sospecha que una persona de su posición asesina pelirrojas con sobrero azul.

… Con esta lista no se construye un malvado convincente. Estos tópicos también afectan a la mayoría de los villanos del cine actual, sean asesinos seriales o tiburones de la bolsa.

Desayunamos con noticias de crímenes atroces cometidos por gente tan corriente como nuestros vecinos. Lo terrorífico no es que el malo tenga una inteligencia superior sino carecer de personas y medios para atraparlo. Rara vez funcionan las películas construidas sobre un malo de escuadra y cartabón. La mayoría de las películas basadas o inspiradas en asesinos reales (gente anodina) siguen cautivando a quiénes se acercan a ellas: Impulso criminal, A sangre fría, El estrangulador de Bostón, Zodiac… Lo terrible de estas películas es que nos acercan a monstruos que caminan entre nosotros, no sobre alfombras persas.

8 thoughts on “El asesino serial en doce tópicos

  1. phyde 2 febrero 2011 / 12:58 am

    Me acordé de Citizen X…

  2. Kohonera 1 febrero 2011 / 1:36 pm

    Ejemplo de un asesino serial que se sale del tópico: el Abel de “Las horas del día”, de Jaime Rosales, interpretado por Alex Brendemühl. Es el dueño de una mercería, nuestro vecino apocado y amable que todavía vive con su madre y que tiene una vida en absoluto brillante.

    También “Dexter” puede considerarse off-topic y es un ejemplo de asesino convertido en un gran personaje.

    Y finalmente, aunque se ajusta más al personaje del asesino a sueldo que al serial, otro muy interesante es el protagonista de “La memoria del asesino”, una película belga sobre un asesino que comienza a padecer Alzheimer y cada vez tiene más problemas para ejecutar sus encargos.

    • Javier Meléndez Martín 1 febrero 2011 / 4:27 pm

      Me gusta el Abel de “Las horas del día”. Es un magnífico retrato sobre un asesino serial.

      Gracias por recomendar “La memoria del asesino”. No conocía la película.

      • Kohonera 2 febrero 2011 / 1:43 pm

        Título original: “De zaak alzheimer (The Alzheimer Case)”, dirigida por Erik Van Looy, año 2003.

  3. Julien 31 enero 2011 / 7:26 pm

    Excelente observación. Entre los buenos ejemplos que aparecen al final de lpost, también podemos añadir la coreana “Memories of a Murder”, un excecelente thriller con un asesino ausente, pero no por ello, menops fascinante.

    Tal vez podrías redactar otro post con un lista de características/detalles que convierten a un asesino en un gran personaje. Aunque con los ejemplos de buenos films que pones, ya queda claro que se trata de lo contrario que mandan los tópicos. Saludos.

    • Javier Meléndez Martín 31 enero 2011 / 8:18 pm

      Gracias por tu comentario, Julien.

      De las películas mencionadas, la que parece apartarse de las demás –a primera vista– es IMPULSO CRIMINAL: los protagonistas son dos universitarios brillantes de clase acomodada. Lo cierto es que son dos estúpidos que creen estar por encima de los demás (no muy distinto de los tipos que dan palizas a los mendigos y lo cuelgan en Internet).

      Pensaré en lo de cómo convertir a un asesino en un gran personaje.

  4. phyde 31 enero 2011 / 7:25 pm

    Enriqueta Martí, la vampira de Barcelona, a ver cómo resuelven la película. Y Fargo. No sé si me asustaba más la picadora o la barriga de la actriz tambaleándose.
    Los tópicos absolutamente ciertos, tan reconocibles… Yo añadiría que siempre (o casi) es un varón, blanco (o caucásico), de edad comprendida entre 25 y 45 (nada de vejestorios) y con fuerza física. O sea, un antagonista digno para la última peleita con el prota, no precisamente intelectual. Tanto latín para que te agarre un poli de medio pelo con un poco de suerte. Vaya.

    • Javier Meléndez Martín 31 enero 2011 / 8:11 pm

      Me ha hecho gracia lo del poli de medio pelo…

      Enriqueta Martí es la bruja de los cuentos en carne y hueso. No conocía a este personaje.

Dime lo que piensas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s