Una historia 3.000 años antes de Cristo

Caballero sin Espada

Cómo se intenta crear una historia partiendo del nombre de un lugar

Un guionista me propone que escribamos a medias un guión de animación sobre una civilización que existió 3.000 años antes de Cristo. El único punto de partida es una adolescente que fue princesa de la civilización perdida.

Hago un repaso a cómo está siendo enfocado este trabajo.

PARTIR DE UN LUGAR

Acepto la propuesta del guionista porque es un reto. No recuerdo obras literarias ni películas sobre aquella civilización. Habitualmente, mi trabajo parte de las 36 historias básicas y de momento sólo existe el nombre del lugar.

Que apenas haya referencias sobre aquella gente es una ventaja y un inconveniente.

VENTAJA

Podemos decir que tenían robots de madera, que hablaban con los animales, que medían dos metros y pico y eran como ángeles… Google Imágenes muestra recreaciones artísticas que apoyan esto.

Imaginamos cachivaches de todo tipo, pero sin mucho criterio.

INCONVENIENTE

Las historias existen en un tiempo y un lugar concretos. Pensar historias por pensar no tiene sentido. Necesitamos que los personajes posen sus pies.

ARGUMENTOS EN EL AIRE

(Días después…)

Entrecruzamos argumentos: ¿Y si la princesa se mezcla con el pueblo? ¿Y si llegan unos extranjeros avariciosos? ¿Y si dentro del gobierno hay traidores? A estas alturas hemos recreado, casi sin darnos cuenta, todas las historias de Disney…

Sigue sin convencerme el modo de generar historias en el vacío.

HISTORIAS DE ADULTOS RECONVERTIDAS

Pienso en las historias de animación que han tomado como referencias películas u otras obras adultas:

El Rey León … Hamlet
Bichos … Los siete samurais
La Edad de Hielo … Tres padrinos (dirigida por John Ford)
Wall-E … Robinson Crusoe

Observo que las historias adultas funcionan para los niños cuando los personajes son animales o robots. Para escribir historias de bichos no es necesario remontarse a 3.000 años antes de Cristo (salvo que sean animales de la época).

Pero no encontramos historias para adaptar y estoy convencido de que si las encontráramos, las rechazaría. No quiero recrear historias de otros.

CADA LUGAR TIENE SU HISTORIA

(En las últimas 48 horas)

Después de visto el piloto de Boardwalk Empire pienso en Roma y Deadwood. Pienso que hay lugares irremediablemente asociados a historias muy concretas.

  • Roma: El César, los senadores, los centuriones, los gladiadores, los esclavos…
  • El Oeste: Los pistoleros, los indios, el salón y sus chicas…
  • Atlantic City en los años 20: Alcohol,  gangsters, miseria…

¿Pero hablamos de una historia para niños? Hablamos de una historia, que después debería ser “traducida” para un público infantil.

¿Y qué tenemos con nuestra civilización perdida? Nada de nada. Nos ponemos deberes:

  1. ¿Cuál es el “asunto” sobre el que gira la civilización? ¿Cuál es su recurso principal?
  2. ¿Cuál es su historia, su sistema de gobierno, su cultura, su religión, su tecnología?

La biblia de battlestar galactica

No debemos hablar por hablar, si no seguir unas pautas, y propongo que escribamos un documento breve, tomando como ejemplo la biblia de BATTLESTAR GALACTICA (2003) escrita por Ronald D. Moore. Para nosotros, aquella civilización perdida tiene la misma consistencia que un lugar distante del universo…

Puede que después echemos manos de algunas de las 36 historias básicas, pero al menos será sobre un lugar y una época concretos, no sobre el aire. Pienso entonces en la máxima de Hitchcock:

“Más vale partir de un tópico, que llegar a él”.

… Y cómo Ernest Lehman cambió un callejón oscuro y un gato que cruza por delante… por un campo de trigo en un día soleado, un autobús que pasa por delante de Cary Grant y un avión en vez de una pistola (Con la muerte en los talones).

25 thoughts on “Una historia 3.000 años antes de Cristo

  1. Will 16 septiembre 2011 / 10:29 pm

    Quisiera compartir un poco de mi experiencia personal sobre este tema. Cuando he tenido el deseo de crear una historia, me he dado cuenta que cuando parto de una imagen previa, o una idea cerrada, es mucho más difícil para mí convertirlas en historia. La imagen, o la idea, resulta tan determinante que limita lo que se pueda hacer para convertirla en narración. Con ello no digo que sea imposible, pero en mi caso personal en muy difícil.

    Lo que me resulta más cómodo es reflexionar primero en un asunto que me interese. Debe ser una gran pregunta, algo que no me deje descansar tranquilo, que me tenga pensando todo el día en ello… La narración, en ese sentido, es un medio para buscar respuestas (quizá no necesariamente para encontrarlas, pero ese es otro tema). Después, convertir el tema en narración resulta mucho más fácil.

    Por cierto, ¿qué sucedió al final con el guión de la princesa?

    Salu2
    Will

    • Javier Meléndez Martín 17 septiembre 2011 / 11:10 am

      Gracias por tu comentario, Will. Sin duda, hay que estar abierto al pensamiento lateral.

      La princesa está de viaje…

  2. wooker 10 julio 2011 / 1:25 am

    Qué curioso! Justo cuando leí esta entrada estaba leyendo la biblia de Battlestar Galactica. A mi me pasa eso de tener una idea y no saber como colocarla en una película. Sin embargo, vas uniendo ideas, ideas y más ideas y empiezas a tener una pequeña historia a desarrollar. Eso de la civilización extinta me recuerda inevitablemente a Atlantis (sobretodo a la peli de dibujos animados) A lo mejor de ese mito podéis sacar algo.
    Suerte

    • Javier Meléndez Martín 10 julio 2011 / 9:26 am

      Gracias, Wooker. La biblia de ‘Battlestar Galactica’ es un documento precioso como ejemplo para desarrollar una civilización en papel.

  3. Frank dute 15 abril 2011 / 4:28 am

    Es curioso retomar este tema despues de 4 meses o más. Es como llorar ahora la muerte de madre Teresa de Calculta, porque apenas me enteré.
    Pero el ejercicio me cautivó. Personalmente lo abordaría de la siguiente manera: ¿Recuerdan la foto de la niña afgana de ojos verdes de la national Geographic´s? (Nuestra Princesa) ¿Y recuerdan otra foto de la misma niña pero años despues? Una señora con el mismo verdor en sus ojos, pero sin el brillo de la inocencia. Pues ese sería mi gato para que juegue con los hilos de la historia animada. Coger la historia desde la pespectiva de experiencia me daría un buen inicio.

  4. kohonera 12 diciembre 2010 / 3:20 pm

    Respecto al recurso de usar animalitos y esas cosas, seguro que ese civilización ha dejado restos arqueológicos en los que aparezca algún animal o, incluso, formas humanas extrañas. Se podrían tomar como base para crear secundarios.
    También puede transformarse la desaparición en una huida, una civilización que se escondió. Y la princesa se puede convertir en una mendiga exiliada, ajena a sus orígenes, pícara, ladrona, mentirosa, hasta que llegan unos enviados que le reclaman que asuma sus responsabilidades. Vamos, nada nuevo. El viaje del héroe más clásico.

  5. Fernando Hugo 12 diciembre 2010 / 11:27 am

    Eso es lo más complicado, phyde; que no se parezca a ninguna otra historia. Aunque tiene todos los componentes para que Javier y su amigo hayan de buscar y rebuscar en lo del “viaje del héroe”. Además, ya que es Animación, pues oye, no sale tan caro hacer algo de aventuras, que no es un género muy explotado hoy día.

    • Javier Meléndez Martín 12 diciembre 2010 / 9:05 pm

      Una historia de aventuras sería una buena idea. El viaje del héroe es curioso… Es la base de la mayoría de las películas basadas en los cómics Marvel, pero unas funcionan en taquilla y otras no.

  6. phyde queso de cabra 11 diciembre 2010 / 9:55 pm

    Eso que dices en la entrada sobre “generar historias en el vacío” termina covirtiéndose en un puré de ideas que no parece llevar a ningún sitio. Me ha pasado alguna vez querer utilizar alguna idea y no saber dónde meterla, ni cómo; al final siempre recurro al gato. Suele dar resultado. Tiras del ovillo que más te gusta, sueltas al gato y te pones a mirar…
    Por ejemplo, en este caso, una civilización perdida “X” que desapareció hace 3000 años con una princesa adolescente. Yo “tiraría” de la palabra que más me gusta: “desapareció”. Se puede desaparecer voluntaria o involuntariamente. Escojo desaparición voluntaria (me parece más interesante). Razones posibles; un dictador, un monstruo, una amenaza… Escojo una civilización explotadora de la primera. Escojo una explotación a nivel de recursos, que es la primaria y menos invasora que la represión social y cultural. Escojo el inicio de ésta última como detonante de la historia. Y ahora coloco a la princesa. Es una adolescente, asi que será vaga, egoísta, irracional y desobediente. El cargo de princesa le viene grande, así que lo detesta. Pero si hay algo que odie un adolescente es que le impongan normas; el conflicto. Aprenderá, se revelará y liderará la resistencia. Al final no pueden ganar pero, de alguna manera, la solución de un pacto común y secreto para desaparecer se convierte en una victoria.

    Bueno, ahora sólo queda comprobar que no se parece (mucho) a alguna otra peli y ya está la historia…

    • Javier Meléndez Martín 12 diciembre 2010 / 8:54 pm

      Una verdadera tormenta de ideas partiendo de un gato… Me lo apunto como técnica. Muchas gracias, Phyde.

  7. Juanfra López 11 diciembre 2010 / 1:39 pm

    Indudablemente es lícito partir de una idea, pero las ideas llegan un momento que marean. David Lynch y Mark Frost barajaron muchas ideas, pero hasta que no llegó “la imagen” de la chica más popular de la escuela flotando en las aguas de un río, no hubo historia. Si tienes una imagen poderosa, tienes historia, y lo más importante: el sitio a donde acudir cuando te sientes perdido en la escritura…

    • Javier Meléndez Martín 11 diciembre 2010 / 2:22 pm

      Es curioso, pero tenemos una imagen poderosa en la que aparece la princesa, pero hasta ahora no hemos sabido ubicarla. Pensaremos qué ocurrió antes de esa imagen. Muchas gracias.

  8. kohonera 11 diciembre 2010 / 11:38 am

    Otra idea: Amin Malouf escribió una novela, “El primer año después de Beatrice” (cito de memoria, así que es posible que no sea exacto) que fantasea sobre un mundo en el que han dejado de nacer mujeres y las consecuencias devastadoras que eso acaba teniendo en todo el mundo.
    Quizás podría servir de detonante: el nacimiento de esa princesa en un mundo que se acaba y un posible éxodo interplanetario para fundar una nueva civilización. Como la fundación de una nueva colmena, siguiendo a la nueva reina. El Santo Grial.
    Nuestra princesa tiene una grandísima responsabilidad: ¿podrá con ella? ¿es justo cargarla con ella? ¿eligirá bien?

    No sé, quizás tirando de esos hilos

    • Javier Meléndez Martín 11 diciembre 2010 / 2:19 pm

      Gracias Kohonera, tus aportaciones son muy interesantes. Me gusta la idea de la mujer como la que conserva los valores y los proyecta en el futuro: “Convertirse en otra cosa para ser lo mismo”.

  9. kohonera 11 diciembre 2010 / 11:24 am

    Bueno, veamos qué elementos tenemos:
    – Princesa: mujer, joven, madre, Tierra, origen, pasado, gobernante, líder, futuro.
    Nuestra protagonista, como mujer, simboliza la permanencia de la civilización, es decir, proyecta el pasado en el futuro, más aún siendo princesa.

    – Una civilización que desaparece: es decir, la desaparición de unos valores, de una forma de ver la vida.

    En principio, el destino de la princesa es evitar la desaparición de esa civilización; su motivación. ¿Cómo conseguirlo?

    Se me ocurren otras mujeres en situaciones parecidas: Dido, que se une a Eneas para fundar la mítica Roma; la Malinche, que se une a Cortés y que, a su manera, mantiene vivo el imperio azteca.

    Convertirse en otra cosa para seguir siendo lo mismo. ¿Qué es la evolución, si no? ¿Qué ha hecho la Tierra durante todo este tiempo? La Madre Tierra, la Mujer.

  10. phyde queso de cabra 10 diciembre 2010 / 2:37 am

    ¿Por qué desapareció?
    Si puedes contestar a eso, yo creo que puedes contestar a todo…

    • Javier Meléndez Martín 10 diciembre 2010 / 8:06 am

      Hola,

      No está claro porque desapareció aquella civilización. Unos historiadores dicen que se mezcló con otras civilizaciones, y otros, que se acabaron sus recursos. Son buenas preguntas. Gracias.

  11. Fernando Hugo Rodrigo 8 diciembre 2010 / 10:33 pm

    Ya tengo curiosidad. ¿Tu amigo no tenía nada de nada en mente? Es decir, ¿no sabe o sabía exactamente “de qué iría” la historia? A veces, un log-line basta. O el género. ¿Pensaba en aventuras o más en un drama con personajes bien trabajados? ¿O en la ciencia ficción y una reflexión sobre la tecnología y su relación con el ser humano?

    El género también puede ayudar. Otra cosa: películas. Novelas. Relatos. Lo que le haya inspirado la idea; o bien, el tipo de film/historia que le gustaría como “punto de llegada”.

    En fin, desde luego, aburridos no vais a estar.

    • Javier Meléndez Martín 9 diciembre 2010 / 8:03 am

      Una historia de ANIMACIÓN sobre una princesa de una civilización que desapareció misteriosamente… Es es la única información que me ofreció.

  12. Fernando Hugo 6 diciembre 2010 / 1:18 pm

    Vaya. Yo es que no podría empezar sin tener una sinopsis. Nunca me he planteado historias a partir de “temas”, así que digamos que me volvería loco antes de empezar.

    Siendo de ciencia ficción, efectivamente parece conveniente eso de tomar notas sobre qué sociedad vais a reflejar. E interesa que haya algo que “ancle” y que cause enlaces con el espectador. Normalmente, son los personajes y sus conflictos.

    • Javier Meléndez Martín 6 diciembre 2010 / 3:42 pm

      La verdad es que hacía tiempo que no encontraba tanta dificultad en levantar una trama. Me quedo con tu frase:

      “(E) interesa que haya algo que “ancle” y que cause enlaces con el espectador”.

      Gracias.

  13. Juanfra López 5 diciembre 2010 / 12:08 pm

    No se si te servirá de ayuda Javier, pero a mi me suele funcionar cuando empiezo a escribir algo preguntarme: ¿Por qué es fundamental que mi historia se haga? y ¿Cómo quiero que salga el espectador después de verla?. Saludos.

    • Javier Meléndez Martín 5 diciembre 2010 / 12:37 pm

      Tus preguntas sirven. Debemos plantearnos qué pretendemos, aparte de recrear una civilización, y qué reacción queremos del público infantil y adulto. Gracias, Juanfra.

Dime lo que piensas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s