Primero la información, luego la emoción


Lucha contra lo previsible (II)

A Mo no le gustan los procedimentales: le parecen previsibles. Descubre al criminal antes del primer corte para los anuncios. Sin embargo, le gusta Colombo. Le pregunto por qué y ella me responde:

“Te dicen quien es el asesino al principio, así no tienes que preocuparte por eso y prestas atención a otras cosas”.

En nuestra lucha contra lo previsible, los guionistas deberíamos tener en cuenta el ‘truco’ de Colombo:  primero la información, después  jugar con las emociones de los personajes. Es otra variante de la teoría de la bomba de Hitchcock.

Esto es válido para cualquier género y cualquier escena. Tomemos uno de los ejemplos del artículo “Elimina escenas y evita lo previsible”:

La chica de la oficina y su jefe

1. Una chica comenta a su amiga que conocerá a su nuevo jefe.
2. La chica discute con un tipo por un aparcamiento.
3. La chica descubre que el tipo con el que ha peleado es su jefe.

Para evitar que los espectadores digan “ese tío es el jefe” en el punto 2, podemos eliminar las escenas (como inicialmente sugerí) o decir al espectador quién es el jefe ANTES de que la chica lo sepa.

La estructura quedaría así:

1. Una chica comenta a su amiga que conocerá a su nuevo jefe.
UNOS PLANOS DEL JEFE HABLANDO POR EL MÓVIL
2. La chica discute con un tipo por un aparcamiento.
3. La chica descubre que el tipo con el que ha peleado es su jefe.

Información…

Los planos del jefe conduciendo mientras habla por móvil:

JEFE
Ahora no podemos hablar, voy a la oficina y llego tarde en mi primer día.

AMIGO
No te dirán nada… ¡Eres el jefe!

JEFE
El jefe tiene que dar ejemplo.

Emoción…

Cuando la chica y el jefe discuten por un aparcamiento se produce una inmediata identificación con la protagonista:

“¡Qué mala suerte! Mira que irse a pelear con el nuevo jefe! Por menos, echaron a menganita…”

Primero la información, después la emoción… es un recurso narrativo básico y siempre efectivo.

A Mo no le gustan los procedimentales: le parecen previsibles. Descubre al criminal antes del primer corte de anuncios. Sin embargo, le gusta Colombo: “Te dicen quien es el asesino al principio así no tienes que preocuparte por eso y prestas atención a otras cosas”.

One thought on “Primero la información, luego la emoción

  1. phyde queso de cabra 1 diciembre 2010 / 8:42 pm

    Si descubres las cartas desde el principio es porque tienes algo más que ofrecer… Lo cierto es que anticipar el final suele ser un buen indicador de la calidad de la historia, precisamente por lo que explicas en la entrada.
    También hay otra posibilidad, en mi opinión, aún más interesante; anticipar un falso final o sólo una parte del final. Si luego acaba bien, pues jugada maestra.
    Colombo no pasa de moda, ¿verdad?

Los comentarios están cerrados.