Escenas en alto

Una palabra fuera de lugar rompe el momento

No tenemos la oportunidad o maldición de Bill Murray en El Día de la Marmota para recuperar el momento y decir las palabras oportunas. Por suerte, en los guiones podemos escribir treinta y tres versiones si queremos y tenemos tiempo.

Que una buena escena pierda fuerza en sus últimos párrafos es un error habitual, fácil de detectar y de solucionar. Es curioso que sea un error común entre los guionistas que escriben buenos diálogos y llevan el realismo al extremo. A continuación, un ejemplo de lo que no debemos hacer

La tele puede matar el romanticismo

INT. SALA DE ESTAR DE ANA

Ana y Roberto están sentados en el sofá, ven la tele y cenan comida china.

ROBERTO
¿En qué piensas?

ANA
No sé por qué me quieres. Soy una tía corriente y
estoy gorda.

ROBERTO
No.

ANA
Soy una maruja. ¿No me ves?

Roberto rodea con sus brazos a Ana.

ROBERTO
Eres guapa, pero no te has dado cuenta.

Ana sonríe. Roberto la besa.

ROBERTO
(mirando por encima del hombre de Ana)
¿Ese no es el militar de Gran Hermano?

¡Adiós a la magia! ¿Tan difícil es tener la boca cerrada?

Las escenas con diálogos deben acabar en alto

Esto quiere decir que tema central de la escena (el conflicto y/o la información) debe ser expuesto con claridad y no verse mezclado con otros temas o asuntos banales. ¿Por qué? El espectador necesita ‘rumiar’ lo que acaba de decir el personaje. No se debe tapar una emoción con una tontería. Las frases fuera de lugar son como los anuncios publicitarios: te sacan de la película.

The Wire

Después de una conversación importante debería haber un silencio. Podemos, como mucho, escribir una frase fuera del tema, pero no más. Y, si es posible, la frase debería tener un sentido de cierre, como ocurre en la siguiente escena de THE WIRE (capítulo 2 , temporada 1):

Antecedentes: Avon es el jefe del narcotráfico en Baltimore. Recientemente, un jurado declaró que Dee, su sobrino, era ‘no culpable’ del cargo de asesinato de un camello de poca monta. Días más tarde, Dee fue detenido en relación con la muerte de un testigo del juicio.

INT. SALA DE FIESTA: ESCALERA -NOCHE

AVON y DEE están sentados en el último peldaño de arriba de una escalera. Hasta ellos llega la música de la fiesta.

DEE
Me hablaron del hombre que murió…
y me pidieron que escribiera.

AVON
¿Tú que tienes que ver con eso, Dee?

DEE
Es lo que les dije. Después se quejaban
de que sus hijos no estaban bien.
Pensé que no haría daño decirles que
lamentaba lo de su padre.

AVON
¿Por qué carajo tienes que decir
que lo lamentas? Los desgraciados trataban
de meterte en prisión.

AVON
¿ Qué piensas, sobrino?

DEE
¿De qué?

AVON
¿ Qué coño crees que le pasó a ese tipo?
¿Que lo matamos nosotros? Di lo que
piensas.

DEE
No lo sé.

AVON
Exacto. Ni lo sabes ni quieres saberlo.
Si lo hicimos, tendríamos alguna razón y
si no lo hicimos será por algo. Pero tú no
sabes nada. Sobrino, no es cosa tuya.
¿Entiendes? No es cosa tuya.

Dee asiente.

AVON
Mira, si te vuelven a trincar… no quiero oír que
escribes a nadie. ¿Estamos?

DEE
Sí.

Avon da un golpecito a Dee en la pierna y se levanta.

AVON
Venga tío, vamos a pasarlo bien.
Vamos a pillar algunas costillas
antes de que se las coman todas.

El discurso de Avon “ni lo sabes ni te importa” nos dice que este hombre con delantal puede ordenar un asesinato sin que le tiemble el pulso ni pararse en consideraciones morales. Casi sin dar tiempo a Dee a reaccionar, Avon habla de “pillar unas costillas”. El cierre de la escena nos dice que Avon no está obsesionado con sus negocios; intenta vivir como una persona normal: familia, barbacoa, amigotes… Lo incorrecto hubiera sido que Dee replicara, por ejemplo, que no le gustan las costillas, que se siente pesado después de comerlas y prefiere el pollo frito…

La comedia

La comedia es un género que puede permitirse destrozar los momentos solemnes, románticos o íntimos. Basta ver cualquier película protagonizada por Leslie Nielsen para encontrar ejemplos.

12 hombres sin piedad, La Soga, In Treatment

En películas o series con un espacio único, donde los personajes hablan de lo divino y lo humano, lo importante y lo trivial, los silencios se vuelven imprescindibles para separar los distintos momentos. Son silencios incómodos, donde los personajes se escudriñan, se analizan o buscan apoyo emocional con la mirada.

Y tú, ¿qué frases de final de escena recuerdas?

5 thoughts on “Escenas en alto

  1. Diego Fdez. Sández, autor teatral 16 enero 2012 / 4:01 pm

    Curiosa reflexión. Yo suelo romper el momento en alto entorno al clímax con un comentario “fuera de lugar” de algún personaje. Pero también lo hago como un recurso cómico.

  2. hermanbeiro 25 agosto 2010 / 6:10 pm

    Bonasera:

    Sé mi amigo. Padrino.

    Vito Corleone:

    Bien.
    Un día, ojalá nunca llegue,
    te pediré que hagas algo por mí.
    Hasta ese día…

    …acepta esto. Es un recuerdo
    de la boda de mi hija.

    Bonasera:

    Gracias, Padrino.

    • Javier Meléndez Martín 27 agosto 2010 / 9:27 am

      Un buen cierre de escena. Se diría que en EL PADRINO las palabras están medidas y contadas.

  3. Nomzamo 24 agosto 2010 / 12:22 pm

    El final de Ipcress:
    – Han puesto en peligro mi vida para nada. ¿Por qué?
    – Porque cobra mucho por ello.

    • Javier Meléndez Martín 24 agosto 2010 / 7:13 pm

      Un placer verte por aquí. No conocía la película. Voy a pillarla…

Los comentarios están cerrados.