Aprende a escribir diálogos con los subtítulos

Leer guiones enseña más que ver películas

Si necesitas o quieres analizar la escena de alguna película o capítulo de serie de televisión hazte con el guión. Los diálogos se estudian mejor en el procesador de texto o en papel que en DVD. Al fin y al cabo, un guión es un montón de palabras escritas. Dado que hay pocos guiones publicados en español, los subtítulos son una buena alternativa.

Bajas los subtítulos, escoges la escena, das formato a los diálogos con tu programa o plantilla de guión, añades las ‘acciones’… y quizá descubras algo que no esperabas. Así me ocurrió cuando transcribí la escena ‘¿Dónde está David?’ de ‘La soga.

Formatear los subtítulos puede ser un ejercicio utilísimo:

  • Observas el tamaño de los diálogos.
  • Te percatas del ritmo.
  • Las interrupciones.
  • Descubres dónde se encuentran los puntos de giro de una conversación.