Objetos: El regalo de Walter White

Un regalo nunca es un objeto neutro

Cuando haces un regalo revelas quién eres y qué relación mantienes o quieres mantener con la persona a la que obsequias.

Si el regalo es impersonal y poco lucido, no quieres a esa persona, es tu amigo invisible del trabajo o lo acabas de comprar el mismo día.

Puedes hacer un regalo para humillar, para seducir, para buscar una reparación emocional o para demostrar tu ego (tengo dinero, tengo contactos, “yo puedo hacer este regalo y tú no”…)

Si acabas de iniciar una relación poco antes de la Navidad (unas semanas, quizá) seguro que dudas qué regalo hacer el día de Reyes Magos: ¿Algo personal?

“Hay gente que se conoce dos días y se regala anillos de oro”, me dice Mo, que me escucha teclear en voz alta.

El regalo de Walter White

Vinge Gillian (creador) y Patty Lin (guionista) nos dan un buen ejemplo sobre el uso de un regalo en el episodio 1×05 (Gray Matter) de Breaking Bad.

(Es curioso que el objeto aparezca en tres ocasiones como el anillo de ‘Desayuno con diamantes’).

Primera aparición

Tras la pantalla de créditos aparece el plano de un pequeño paquete regalo sobre el salpicadero del coche. Walter cree que el regalo es una estupidez, además, que en la invitación ponía: ‘prohibido regalos’.

Asisten al cumpleaños de Elliott, un amigo de Walter.

Cualquier espectador atento intuye que Walter no será la única persona que asista con un regalo.

Segunda aparición

Cuando Walter y Skyler llegan a la fiesta encuentran una pirámide de regalos. Todos ellos grandes. Es una de las muchas humillaciones por las que Walter pasará a lo largo del episodio… Walter lleva un traje conservador de color azul y los invitados van de beig o blanco, tienen éxito profesional, dinero y contactos…

Además, nos enteramos que Walter y Elliott comenzaron juntos una empresa (GRAY MATTER) que fue el comienzo de la fortuna de Elliott…

Hasta ahora el objeto-regalo se ha comportado como un elemento funcional y que ha dado lugar a un gag previsible.

Tercera aparición

Elliott abre los regalos de los invitados. Entre ellos se encuentra una guitarra eléctrica del propio Eric Clapton con autógrafo.

Arriba vimos como un regalo revela la personalidad del que lo hace. En este caso, la guitarra es un regalo de un ‘viejo roquero’.

A continuación, llega el regalo de Walter.

Cuando Elliott quita el papel se queda a cuadritos: es un paquete de noodles.

Los invitados de la fiesta ponen sus ojos en Walter y él quisiera que la tierra se lo tragara en ese momento.

Aquí aparece una idea genial…

Elliot tiene un arranque de entusiasmo: ¡Le encanta el regalo!

ELLIOT
Esto hemos comido Walt y yo durante 10 meses
mientras trabajábamos en nuestra tesis. Lo vendían
en Ralsto, en la sección de ferretería al lado de…
¿de qué era?

WALTER
Sí. 10 por 1,99.

ELLIOT
Hasta hoy estoy convencido de que estos noodles
fueron responsables de nuestro éxito.
¡Era nuestro elemento vital! ¿Dónde encontraste esto?
Pensé que habían sido prohibidos hace años.

Walter se encoge de hombros y sonríe, por fin tranquilo.

ELLIOT
Me encanta. Gracias, Walt.

Las funciones del regalo de Walter White

Este regalo es un vehículo perfecto para transmitir emociones e información. Cumple al menos, tres funciones:

1. Un descanso para el personaje y para el espectador

Hasta ahora hemos visto a Walter humillado durante la fiesta. Vincent Gilliam entiende que a los personajes hay que darles un poco de cal y un poco de arena. Walter se siente humillado durante la fiesta. Mientras todos sus amigos y conocidos han llegado a la cúspide de sus carreras, él cree que malgasta su inteligencia enseñando química a alumnos de un instituto de mala muerte.

Tenemos que recordar que si un personaje está de pie, hay que ponerle la zancadilla… Y si está en el suelo, hay que echarle un mano, aunque sea por un momento…

2. Dar información

Uno de los problemas del guionista es cómo presentar la información. El regalo de Walter se convierte en un vehículo eficaz para mostrar el pasado del personaje, cuando aún era estudiante. El discurso de Elliott, dicho fuera del contexto del regalo, se pierde como una perorata más.

3.  Expresa el estado emocional del protagonista

El regalo habla de una época en la que Walter era joven, estaba sano y sentía que podía comerse el mundo… Ahora, en este punto de la historia tiene cáncer y cree que su vida es mediocre. ¡Ha guardado durante años un paquete de noodles! ¿Recordáis el avión de juguete de Kate (Lost)?

Quizá quieras leer las escenas en las que aparece el regalo de Walter White.

¿Recuerdas otras escenas en las que aparezcan regalos y sea importante para la trama o la descripción de los personajes?

4 thoughts on “Objetos: El regalo de Walter White

  1. Hércules Cibopático 18 julio 2012 / 5:56 pm

    A mi parecer el regalo ayuda a definir más al personaje de Walter, su situación económica no le permite para comprar algo, posiblemente tomaron algo de la despensa, y cuando cuando Elliot le dice: “Pensé que habían sido prohibidos hace años.” pues es como reafirmar que Walter no se puede dar el lujo de comprar cosas orgánicas y tiene que comer productos caducados.

  2. hermanbeiro 10 agosto 2010 / 2:14 pm

    Gracias Javier, en principio me han denegado la subvención del Icaa, aunque era de esperar, dan pocas ayudas a las historias de género, como cada año, y además conceden mucha importancia a la formación académica. El problema es que nunca he tenido el dinero suficiente para poder estudiar guión, es para gente más acomodada…En cuanto a mi proyecto sigue adelante y ya tengo otra idea para otra historia que enviaré a las próximas subvenciones, la esperanza es lo último que se pierde.
    Actualmente estoy muy centrado en la carrera universitaria, me queda el último año y después podré dedicarme a escribir más tranquilamente, ideas y ganas no me faltan…así que gracias por tu interés y apoyo moral.

    Te deseo también muchísima suerte con tus proyectos, que sin duda, seguro son muy interesantes…
    ¡Un fuerte abrazo amigo!

  3. hermanbeiro 9 agosto 2010 / 9:42 pm

    El efecto regalo, como bien apuntas, tiene siempre un efecto sobre la trama y los personajes. La verdad es que me está encantando Breaking bad, sin duda una de las mejores series que he visto últimamente. También en la segunda temporada, la hermana de Skyler, le regala una tiara que más tarde descubrimos que es robada, y aunque ya se intuya que es cleptómana en otras escenas anteriores, será a partir de entonces que descubramos los problemas psicológicos de Gretchen.

    A bote pronto me viene a la cabeza la maravillosa película: Toy Story, donde la fiesta de cumpleaños de Andy es la manera más efectiva de presentar al nuevo “personaje-juguete preferido”, el entrañable Buzz Lightyear…

    Aunque existen muchos y variados regalos de película. Adrian le regala a Rocky un perro al que llamaran Buxter y Apollo Credd la oportunidad de enfrentarse a él por el título mundial de los pesos pesados con unos guantes que le regala Micky. Finalmente se regalan el uno al otro el mejor regalo que existe, la amistad…

    Un abrazo!

    • Javier Meléndez Martín 10 agosto 2010 / 1:15 pm

      Herman, buenos aportes, como siempre. No recordaba esos detalles de ROCKY.

      Al mencionar TOY STORY me viene a la mente que en las producciones de PIXAR los objetos tienen una gran importancia: los que acumula WALL-E, los mapas y carteles de otros países en UP, los que adornan el mundo de MONSTERS…

      Espero que sigas adelante con tu proyecto.

      ¡Un abrazo!

Los comentarios están cerrados.