1 millón de historias desperdiciadas

La vida secreta de Walter MittyHistorias jamás contadas a dos pasos

Me gusta conocer a las personas que asisten a mis talleres: quiénes son, qué hacen y dónde viven. A menudo sus vidas son más interesantes que sus proyectos de guión.

Muchos alumnos traen historias de extraterrestres, de vampiros, de fenómenos sobrenaturales, de fantasías medievales, de secuestros, de atracos a furgones blindados, de cómo asesinar al profesor del taller…

La mayoría de esas historias están condenadas al fracaso. El motivo, me parece, es que los alumnos apenas saben manejar los mecanismos de la ficción; así es difícil levantar una historia con bases irreales. Además, muchos alumnos tienden a lo estrambótico y lo rocambolesco (como si la premisa no bastara). Los alumnos creen haber dado con historias verdaderamente originales y estar revolucionando las estructuras de la narrativa.

La mayoría de esos alumnos podrían, si quisieran, escribir historias jamás contadas…

  • A un alumno que vivía en un barrio conocido por su peligrosidad le pedí que escribiera un ‘Malas calles‘ o un ‘Los chicos del barrio‘ y se dejara de zombis.
  • A una alumna le pedí que escribiera sobre la compañía de teatro en la que trabajó y olvidara la copia de ‘El señor de los anillos’.
  • A un alumno que había tenido jefes miserables en unos grandes almacenes le dije que lo contara y pasara del atraco al furgón blindado.

Incluso la vida cotidiana de algunos de estos alumnos (su trabajo, su familia, sus quehaceres…) era más interesante que los proyectos de guión.

Tu mundo es único

Uno mismo y las personas que conocemos son una fuente inagotable de temas ORIGINALES.

Tus circunstancias son muy distintas a las circunstancias de otras personas. Si hablas de ti, de lo que conoces y de tus sentimientos eres original.

Los guionistas que entienden esto están más cerca de conseguir el éxito que los que escriben sobre vampiros, extraterrestres y fenómenos sobrenaturales.

GUIONISTA: Pero a mi me gustan los vampiros.

JAVIER: ¡Vale! Conviértelos en tus vecinos… Piensa en ‘Déjame entrar‘ o en ‘La adicción‘ de Abel Ferrara.

9 thoughts on “1 millón de historias desperdiciadas

  1. Diego García 3 agosto 2010 / 2:15 am

    Hola!!! acabo de descubrir tu blog en el concurso este de los premios 20blogs y nadaa, que muchisima suerte!!! :D

    y bueno ya que estamos te permito que te pases por mi blog que participa en humor….. y si lo consideras conveniente pues tambien te permito que me votes!! xDDD

    un saludo!! ;)
    sorcios.com

  2. Kohonera 30 julio 2010 / 11:37 am

    Vamos, que es un problema de creatividad, no de escritura de guiones

    • Javier Meléndez Martín 30 julio 2010 / 4:43 pm

      Pudiera ser. Seguro que habrás leído guiones correctamente escritos, pero impersonales. Prefiero leer guiones escritos con sinceridad, aunque técnicamente sean imperfectos.

      Me gusta el storyline del juguete enterrado.

  3. Kohonera 30 julio 2010 / 11:36 am

    Es que cuando a alguien le dice que hable de sí mismo, normalmente consideramos que nuestra vida es muy aburrida, carente de interés y nada cinematográfica, sin detonante, ni puntos de giro ni clímax. Luego te das cuenta de que no hay que ser tan literal y que lo que hacemos es utilizar ciertos elementos de la vida que nos rodea: esa vecina maciza que tiene tatuado en la nuca “Carpe Diem”, esa ejecutiva que va en el metro en un impecable traje chaqueta y que tiene tatuado un diminuto y clandestino sol en un tobillo, esa ama de casa a la que acaban de despedir del Carrefour de La Estrella (Madrid) y que suplica una ayuda para mantener a sus hijas en el trastero en el que están viviendo, el cochecito de juguete que enterramos un día en un parque y que siempre recordamos al pasar por allí, fantaseando con volverlo a encontrar. Todos estos personajes podría servirnos para construir historias fascinantes.

  4. Nahum 30 julio 2010 / 2:59 am

    Un clásico de 1º de Comunicación: “No se me ocurre nada”. Y siempre el escapismo y el pastiche, en lugar de reivindicar lo que más se conoce: uno mismo y su entorno (también hay mucho miedo a escribir sobre uno: parece que no hay término medio entre el exhibicionismo y el pudor extremo).

    Lo decía Chesterton: “Vulgar es aquel que está ante algo grande y no se da cuenta”. Y lo decía refiriéndose a la vida de cada uno.

    Brillante estuvo usted, D. Javier.

    • Kohonera 30 julio 2010 / 11:49 am

      Nahum, a lo mejor es que convendría dar alguna formación previa sobre técnicas para desarrollar la creatividad y jugar con ellas en clase. Es cuestión de entrenamiento. Un ejercicio: mirar al compañero de al lado e imaginarle un personaje con una biografía extraída de su aspecto. Una vez roto ese bloqueo, la cosa fluye.

    • Javier Meléndez Martín 30 julio 2010 / 2:24 pm

      Nahum, has dado en el clavo:

      “(También) hay mucho miedo a escribir sobre uno: parece que no hay término medio entre el exhibicionismo y el pudor extremo”.

      Creo que perder el pudor es lo más difícil para el guionista.

      Y gracias.

  5. Kohonera 29 julio 2010 / 11:28 am

    Creo que para escribir, aunque sea de vampiros, extraterrestres o habitantes de la Tierra Media, debe uno tener un vagaje vital apañado. Y no sólo haber vivido cosas, también haber leído, haber escuchado y haber visto historias de otros.

    El problema de muchos jóvenes que se acercan al guión es que su única experiencia es la que obtienen del cine: escriben películas cuya base son otras películas. El resultado suele ser un refrito de elementos ya utilizados a los que no son capaces de aportar nada nuevo.

    Un buen consejo es el de seguir el ejemplo de “Déjame entrar”: sitúa lo mágico dentro del mundo que te rodea y que mejor conoces.

    • Javier Meléndez Martín 29 julio 2010 / 3:27 pm

      Estoy de acuerdo con Ud. Sra. Kohonera:

      “Muchos jóvenes (…) escriben películas cuya base son otras películas”.

      Espero verla más veces por este blog.

Dime lo que piensas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s