Lo que hace el personaje

Cómo no perderse en la escritura (II)

Un artículo sobre el guión que llevo entre manos en estos momentos

“¿Por qué el personaje hace lo que hace?”

Es una pregunta que escuché una docena de veces durante el desarrollo de mi anterior trabajo.

Debería ser una pregunta obligatoria. Sin embargo, de los últimos seis guiones que he leído (todos ellos de profesionales), sólo dos ofrecían una respuesta clara. Pienso dos cosas: Los guionistas no se hicieron la pregunta o consideraron que la mera sucesión de hechos bastaría para mantener el interés. Y no es así.

Ya hablé cómo una película que abarca diez años me aburrió porque el personaje carecía de motivaciones: iba tirando.

Cuando el protagonista está a lo que salga y no hay situaciones de vida o muerte, debe ser un tipo peculiar como el hombre con deficiencia mental de Garage o los ‘raros’  son los otros personajes, como los habitantes de Un verano en la Provenza.

El trabajo como motivo

Hay personajes cuya motivación está en su trabajo: el policía detiene a los malos, el médico sana a los pacientes, el militar ejecuta misiones, el abogado defiende a su cliente… Estos personajes no necesitan motivos personales para hacer lo que hacen.

Creo que es peligroso para el guión que un profesional (un policía, un médico, un abogado…) tenga motivos personales a la hora de realizar su trabajo. Los guionistas tienden (tendemos) a utilizar flashbacks o discursos para explicar cuáles son esos motivos más allá del cumplimiento del deber. (El típico policía atormentado con las imágenes de los asesinatos que ha visto).

Mamet ofrece en Los intocables un buen ejemplo de cómo el deber profesional se convierte en una cruzada personal: Cuando Capone asesina a uno de los hombres de Ness. Directo, en presente.

Las pasiones

Además de los trabajos están las pasiones (el amor, los celos, la envidia, la avaricia, la venganza…) y la supervivencia. Un personaje se enamora y para conseguir a la otra persona hace tonterías o deja los vicios…

Medios y oportunidades

Escribiendo el guión con Juan Velarde descubrí:

Un personaje puede tener motivos, pero no lleva a cabo su trabajo por falta de medios o de oportunidades.

Ese era nuestro problema:  el personaje carecía de oportunidades. Actuaba cómo si estuviera solo en el mundo y no era así.

La pareja, los hijos y los padres

Pueden funcionar como motivación y también como obstáculo. Si el guionista no contempla los problemas que supone para el personaje tener familia, mal hecho.

Mamet envía a la familia de Ness al exilio para que el héroe no se preocupe por ella (una solución elegante, sin duda).  Tom Hanks quiere matar a los asesinos de su esposa y su hijo pequeño en Camino a la Perdición, pero debe proteger al otro hijo. La búsqueda obsesiva de Zodiac destroza la pareja del protagonista.

Otros guionistas, directamente prescinden de la familia: el protagonista no tiene mujer ni hijos ni amantes ni padres. Es una opción. Lo inaceptable es que el protagonista tenga familia y amigos, y actúe como si eso no le importara.

Lo que un personaje hace, influye en los otros.

Una frase de Perogrullo que debemos grabarnos a fuego. No sólo ocurre en las películas de la mafia italiana. Todos tenemos familia, amigos y compañeros de trabajo. Y también los personajes a no ser que sean robots sin sentimientos.

2 thoughts on “Lo que hace el personaje

  1. Fernando Hugo Rodrigo 20 julio 2010 / 3:01 pm

    Una pregunta que me corroe, ahora que tengo que rescribir mi guión. No soy fan de los flash-backs, pero ¿y si lo que aportan no es el background de los personajes -el origen de sus motivaciones- sino información relevante para la trama? Me fio tan poco de que la información se exponga de forma oral…

    • Javier Meléndez Martín 20 julio 2010 / 6:19 pm

      Hola, Fernando: Pensando en tu pregunta me viene a la cabeza el flash-back del Sr. Naranja (Tim Roth). Pienso que muestra dos elementos relevantes: que el Sr. Naranja es el infiltrado y que se ha ganado la amistad ciega del Sr. Blanco (Keytel). Además, a partir de ahí sube la intensidad del drama. No sé si esto te ayuda…

Los comentarios están cerrados.