Cuidado con los diálogos ultrarrealistas

—¿Diálogos ultrarrealistas?
—Así los llaman los críticos.
—¿Y cómo son?
—Hum, por ejemplo…

PEDRO: Quiero cambiar de vida.
NACHO: ¿Cambiar de vida? 
PEDRO: Quiero irme a Alaska.
NACHO: ¿A Alaska?
PEDRO: Estoy harto de ver las mismas caras.
NACHO: ¿Y por qué Alaska?

—Uno va repitiendo lo que el otro dice.
—Más o menos. Odio ese tipo de diálogos cuando los escucho o lo encuentro en los guiones.
—¿Los odias?
—¡No me hables en plan ultrarrealista!

Algunos directores-guionistas consideran que este tipo de diálogos es una traslación del lenguaje de la calle. Sin embargo, el lenguaje real está más vivo. Además, es un tipo de diálogo que puede resultar cansino al espectador. El mecanismo de este tipo de diálogos es simple.

Escribirlos es como funcionar con el piloto automático de guionista-de-manual (pregunta-respuesta, pregunta-pregunta, diálogo-repetición). Si un personaje repite lo que otro acaba de decir procura que tenga un sentido cómico (remarcar el chiste o la gracia) o dramático. No escribas diálogo ultrarrealista porque te resulte cómodo.

Dime lo que piensas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s