No te quejes, sedúceme

Si alguien echa por tierra tu guión, no le digas que te pasaste ocho meses trabajándolo. Dale las gracias. Escucha el consejo de un viejo mago a un joven mago…

MAGO JOVEN
Les dije: ¡Estupidos hijos de perra, no os dais cuenta de mi trabajo! ¡Lo que acabáis de ver me ha costado mil horas de mi vida!

MAGO VIEJO
Ellos no entienden de trabajo, muchacho, sólamente quieren que se les divierta. Si quieres valer tanto como la magia, gánate al público.

Guión de William Goldman.