El pasado del soldado

Un legionario español sufre una emboscada en Afganistán y pierde a dos compañeros. Regresa a casa, donde le esperan su esposa y sus hijos. La readaptación a la vida civil será difícil.

Es un story line que trabajo actualmente.

Tengo escrita la emboscada en Afganistán. Es una escena trepidante, pero mantenerla significa problemas estructurales.

El cambio de género

El guión pasa de un drama bélico a un drama personal y familiar. Es una transición difícil. Podría traicionar las expectativas de los espectadores al pasar de los tiros y las bombas a un ambiente doméstico. Al contrario se ha hecho muchas veces: un tipo normal, que tiene una pareja y una familia, se marcha a la guerra. Los espectadores deseamos que vuelva al hogar. Pero no es la historia que quiero contar.

Exposición larga

Con la emboscada en Afganistán, la “verdadera” película comienza 20 minutos después. Podría utilizar flashbacks como han hecho otros… no me convence. Alguien me dice que empiece antes: el soldado es un niño, crece, va a la guerra y vuelve, como en Nacido el 4 de julio. Y yo pienso: ¿Oliver Stone no podría haber empezado con el regreso del soldado inválido? En cualquier caso, recuerdo mal la película; eso significa que no es el camino a seguir.

Me pregunto “cuál es el tema” y lo tengo claro: la adaptación del soldado a la vida civil. Luego, no es una historia bélica; mi historia sucede después de la guerra. Me vienen dos películas a la cabeza.

LOS MEJORES AÑOS DE NUESTRA VIDA

La primera película que recuerdo es Los mejores años de nuestra vida, dirigida por William Wyler, con guión de Robert E. Sherwood (también guionista de Rebeca y El Bosque Petrificado.

En la primera escena de Los mejores años de nuestra vida, los soldados son repatriados a los Estados Unidos tras acabar la Segunda Guerra Mundial. No somos testigos de las atrocidades que han vivido, aunque vemos a uno sin manos. Después vemos cómo los soldados tienen problemas para conectar con sus seres queridos y retomar la vida corriente, y cómo son tratados con desconsideración en vez de cómo héroes.

ACORRALADO

El planteamiento de Acorralado es perfecto: Un tipo con un petate se topa con un sheriff y por la conversación sabemos que John Rambo acaba de regresar de Vietnam y está tocado. ¿Necesitamos ver que ha estado en Vietnam?

Nota 11 de junio de 2010: He vuelto a ver el comienzo de Acorralado. Muchos más adelante, Rambo está en los calabozos de la comisaría del pueblo. Mientras lo interrogan y lo tratan con dureza recibe tres flashes de su pasado en Vietnam. Esto hace que el ejemplo se RAMBO sea imperfecto. Aún así, me pregunto si esos tres breves flashes eran necesarios. Unos minutos más adelante aparece el que fuera su coronel y nos cuenta quién es Rambo y qué le ocurrió.

Pienso que es importante saber qué hizo el personaje y de dónde viene, pero es más importante saber a dónde quiere ir, qué quiere hacer y qué hace para cumplir su objetivo, su deseo, su sueño.

¿Dónde empezaríais vosotros? ¿En la guerra? ¿Antes de la guerra? ¿En el presente?

7 thoughts on “El pasado del soldado

  1. Kohonera 30 mayo 2011 / 11:19 am

    ¿Por qué comenzar justo después de la emboscada, con los cuerpos de los soldados heridos por el suelo, sus compañeros corriendo, humo, polvo, confusión y tu protagonista siendo evacuado hacia “la vida civil”?
    Como tu tema es “la adaptación del soldado a la vida civil” creo que sería necesario mostrar la “inadaptación” que la vida en combate le haya producido y en qué aspectos de su “vida civil”. Quizás el desajuste se deba a la impunidad que puede llegar a sentir un soldado cuando mata, a la suspensión de las normas sociales que se siguen en la vida civil (pienso en el Asesino de la Baraja o “En el valle de Elah”). Quizás el desajuste sea emocional: la pérdida de empatía, la capacidad de amar, o todo lo contrario, el pánico a perder lo que se dejó aquí…

    • Javier Meléndez Martín 30 mayo 2011 / 2:04 pm

      Muchas gracias por las referencias aportadas y por la sugerencia que me haces del comienzo. Empezar justo después de la emboscada me parece una buena idea porque presenta los antecedentes en dos, tres o cuatro minutos –como mucho– y a continuación entramos en lo que queremos contar.

  2. Kohonera 30 mayo 2011 / 11:05 am

    Yo tengo apuntada, en la lista de las “ideas geniales” que todos tenemos, la adaptación de “El desierto de los tártaros”, de Buzzati, a un campamento de legionarios españoles en Afganistán. La tensa espera por un enemigo que nunca llega. Algo parecido a lo que cuenta “Jarhead”, de Sam Mendes, donde el grupo de soldados se debate entre la ansiedad por entrar en combate y el miedo a hacerlo.
    Respecto a otras referencias del regreso del soldado, recomiendo “El regreso” (Coming Home), de Hal Ashby, realizada en 1978, con Jane Fonda y Jon Voight. Incluyo argumento:
    Durante la Guerra de Vietnam, Sally Hyde (Jane Fonda) está casada con Bob Hyde (Bruce Dern). Bob es un capitán y es enviado a Vietnam. Sola y sin mucho que hacer, Sally decide inscribirse como voluntaria en el hospital militar para veteranos de su pueblo, donde trabaja su amiga Violet Munson (Penelope Milford). Cuando comienza a trabajar se reencuentra con un amigo de sus tiempos de estudiante, Luke Martin (Jon Voight). Luke ha quedado semiparalizado a causa de una herida recibida en Vietnam y debe desplazarse en una silla de ruedas. Pronto, la amistad existente entre ambos se transforma en atracción y pasión. Sally experimenta su primer orgasmo junto a Luke. Un hermano de Violet, Bill Munson (Robert Carradine) llega al hospital de regreso de Vietnam, afectado psíquicamente. Luke trata de apoyarlo, pero no lo consigue, y en un momento de descuido, Bill se suicida. Esto causa que Luke se obsesione con una idea: hacer todo lo posible para evitar que muchachos jóvenes sean enviados a la guerra. Sally lo apoya, y pronto se entera que su marido viene de regreso. Siente que está enamorada de Luke y deberá tomar una decisión en su vida.

  3. Javier Meléndez Martín 25 mayo 2011 / 8:37 pm

    Me lo creo. Estoy seguro de que en estos momentos hay otros guionistas escribiendo de legionarios que vuelven de Afganistán o Irak. En Hollywood han hecho cientos de historias sobre Vietnam, y ahora las hacen sobre sus hombres en el Golfo Pérsico.

    El planteamiento de tu historia me parece muy interesante, Raúl, y te animo a seguir con ella. Me gustaría verla en pantalla.

  4. viajeroaitaca 25 mayo 2011 / 6:53 pm

    No te lo creerás, pero tengo empezado un tratamiento similar. Supongo que como tú, mi modelo y fuente de inspiración es La Odisea (aunque sin mitología; sólo el regreso a casa).

    La mujer y el hijo no le reconocen; el perro sí. Y tiene que adaptarse a la vida real en un país en el que los veteranos no están tan cuidados como en USA, por ejemplo.

    Como tú eres veterano en estas lides y yo acabo de empezar, estoy seguro de que tu guión será mejor (no es ironía ni envidia).

    Ojala podamos ver el resultado en pantalla

    Raúl

  5. josé 24 mayo 2011 / 5:18 pm

    vi ” Brothers” hace un tiempo http://www.imdb.com/title/tt0765010/
    me gusto mucho, mirala si podes.

    ahora bien, seria bueno ver una peli sobre la guerra sin la mirada “50% justificadora 50% mea culpa ” americana de heroes ignorados, le voy al después de la guerra.

    salutes!

    • Javier Meléndez Martín 24 mayo 2011 / 9:16 pm

      Tengo pendiente ver BROTHERS. Gracias a tu recomendación, me lo has recordado.

      ¡Saludos!

Los comentarios están cerrados.