Un consejo para un segundo borrador

Cuando te enfrentes al segundo borrador de guión comienza por el tercer acto. Sigue con el segundo y acaba con el primer acto.

¿Por qué?

La experiencia me ha enseñado que los guionistas comenzamos a reescribir el primer acto con fuerzas, con ánimos, y nos desinflamos a medida que avanzamos. En mis trabajos y en los de otros guionistas a menudo observo que el primer acto está muy trabajado, el segundo acto pierde fuerza y el tercero tiene la frescura de un moribundo.

¿Y para una tercera versión y sucesivas? Elige un orden distinto cada vez. Así todos los actos tendrán un tono uniforme.